sábado, 23 de abril de 2016

Tinta negra


Mi lengua entumecida
Por este siglo en ceniza
Do el genio es siniestro
Y la virtud alabastro.

El engaño a la orden del día
En sofisticadas mentiras
Do encantadores del verso
Con su flauta de naderías

Hacen bailar a los ciegos
Que de salto en salto
Como borregos van
Saltando a la ignorancia.

En pos de una paupérrima fama
Legos de ilusiones vanas
Con piedras en los bolsillos
Para ahogarse en mares de infamia.

¡Oh terrible lengua ancestral!
Que has ocultado tu faz
A los hijos de este siglo
Que famélicos y lelos están

Aguardando en las afueras del templo
Do la palabra se hizo fuego
Y agora el viento escupe su vaho negro

Tinta seca de otro tiempo.