martes, 8 de marzo de 2016

Soneto impuro para Mesalina (A. Krutikov)

Esa cabecita tuya que se pierde
por entre finos prados y sus fuentes
por fabulaciones de actos dementes
por las bocas amargas que el sol muerde

Ese infame cuerpo tuyo que me pierde
por entre breves sueños recurrentes
por espasmos lúbricos de tus muertes
por esa dulce boca mía que me muerde

Para llevarme más lejos del juicio
para revolcarme en infecto cieno
para ahogar mi yo en tu ocioso vicio.

Dejando atrás aquel obscuro invierno

do todo amor fatal es ya artificio.
desnudo mi alma ante tu sacro infierno

No hay comentarios:

Publicar un comentario