viernes, 22 de mayo de 2015

VAGABUNDO UNIVERSAL

Llevo la vida solitaria de un asceta improbable,
Residiendo en la memoria de una estrella ausente,
Contemplando mi futuro en las cuencas de un cráneo
Que hace centurias hecho raíces en el polvo y el olvido.

Soy el augurio de un dios infecundo, cruel y frío.
Soy la pasión de un ángel indómito y eunuco.
Soy la bondad que brinda un mártir genocida.
Soy el perro gris que se confunde en la ceniza.

Trastabilla el ocaso en mis oteros como infinita duda,
Como el preludio irrefutable de silenciosa y prístina aurora,
Que gota a gota cae en  la oscura gruta do la luz anida
Para gestar su vil comedia chueca, aquel ardid de la existencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario