jueves, 13 de noviembre de 2014

Pa' Jonfre (de Guillermo Hernández)

Jonfre no era sano
Pero tampoco un tirano
Era mi parcero y punto
Y de amistades nadie es justo.

Nadie preguntó, ni yo
Porque lo dejaron vuelto mierda
Ni su cucha lo distinguió
Cuando se lo dejaron en la puerta.

Aquí bajan a granel sin preguntar a quien
Aquí nadie vale un culo, ni los duros.
Aquí nadie tiene el cielo ni el infierno, comprados.

Aquí todos viven azarados por el azar de plomo
Aquí la vida vale mierda lo que vale un cacho de bazuco.
Aquí, sin más, chupa hasta el güevón más santo.

Milena (de Guillermo Hernández)

Me duele una muela
De pensar en Milena
¡Que hembrita más buena!

Por aquí en el barrio
Tiene al parche embobao.
¡Que chimbita más liendra!

Esa es una casquillera,
Que le tira ojitos al Negro y al Ñato
¡Que piroba más necia!

Pero solo es por desparche
Por ese gustico de sangre,
Pa’ que se voleen cuchillo
Por su culito y por circo.

Yo por eso me hago el bobo
Y miro pa’ otro lado
Cuando pasa esa pelada,
Pa’ que no me dé la pendejada,
De emprender a navaja
A un parcero por esa puta raja. 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Pa' disimular (de GUILLERMO HERNÁNDEZ )

¡A mí no me vengan con mierdas!
Que yo no soy poeta.

Y si me fumo los versos es un cuento
Pa’ disimular el humo,
Ese humo que aturde
Esta cabeza de cusca que soy,
De desocupado, de rata…
De lo que les de la puta gana.

Y así, y todo, sin oficio ni rumbo,
Carburo en las noches
Vomitando güevonadas cursis
Que les gustan a las viejas;
A esas que se las tiran de sanas,
A esas solapadas, que piden un verso
Pero piensan en verga,
A esas que uno les dice que uno versea
Y mojan el cuco -¡sabrá el putas porque!-

Y así me pasó la noche,
Entre bocanadas y amures,
Con la palabra y los labios quemados;
Con los ojos rojos, 
Esperando a que amanezca,

Y me tumben los sueños.