domingo, 18 de mayo de 2014

El último vuelo del ángel


                                                                                                                             
Yves Klein
Subió a la cornisa de la ventana, el viento arremetía con fuerza, sintió un poco de vértigo por la altura, debió ser a causa de aquella reciente pesadilla que le despertó de súbito, sin embargo con valeroso arrojo se precipitó a saltar al vacío. En ese terrible instante descubrió, que no había sido un simple sueño lo que había interrumpido su duermevela, aquello era una visión profética, una epifanía que el sonambulismo creyó una vulgar quimera… y así, esa madrugada, sin entender lo que pasaba, se percató de su destino, mientras sus legañosos ojos buscaban en la oscuridad del firmamento la vaga luz del amanecer. Aquel pobre hombre o ángel había olvidado el complejo arte de volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario