lunes, 1 de abril de 2013

En una tarde de abril


Quiero morir con los ojos abiertos,
Para que la muerte no me agarre de sorpresa,
Que sea un duelo de miradas,
La mía contra sus espejos huecos.
Quiero que la muerte sienta orgullo de mi muerte,
Que no sienta que es una comedia suicida,
Ni un teatro esta puta vida.
Quiero que la muerte folle conmigo
Y entre ambos nos rompamos los huesos
Hasta hacernos polvo.
Quiero que la muerte se acuerde en sus rezos
Y me bese la frente una tarde de abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario