domingo, 30 de diciembre de 2012

Lecturas del momento



Leyendo los cuadernos de Malte Laurids Brigge de Rilke, a la par que culmino El Túnel de Sabato que parece que me será de referente para la construcción del manuscrito de Lord Ambrossio, mientras ocasionalmente sigo picoteando el libro del desasosiego y me rompo los huevos haciendo la correspondencia por capítulos al Ulises.

lunes, 17 de diciembre de 2012

otro año mas de olvido


¿Tragedia? ¿Tragedia? Tragedia es saber que personajes más jóvenes hayan muerto antes que tú y que en su breve paso por este valle de lágrimas lo poco o mucho que consignaron en él, es más que lo que has hecho y harás en el resto de tus días. Da vergüenza verse al espejo y reconocer que no eres nada de lo que alguna vez en una remota infancia soñaste ser. Da asco saberse con vida, pero con una vida putrefacta, estéril y malograda, dan ganas de tener los cojones de algunos de esos héroes inmortales y volarse la tapa de los sesos… pero ahora mientras más otoños pasan al olvido, recapitulo el hecho de mi imposible epilogo por mis propias manos. Mi temor no es halar el gatillo y kaput, se acaba la comedia. No, no, no nada de eso, es el endemoniado terror al olvido, es la puta vanidad la que me mantiene colgado a un olivo seco de una esperanza estrangulada. Yo que  de mozuelo creí llegar a ser alguien de renombre, he tenido con el tiempo que reinventar una infinidad de nombres en busca de alguno que realmente se inmortalice o por lo menos me trascienda tras mi muerte. Aunque ya sé que he dilapidado los mejores cartuchos de mi juventud y que debería encarar con galladura la adultez que se me viene encima, inquisidora y cruel, esa herida que no sana y que supura e inflama cada día, no puedo abandonar el infructuoso anhelo de la posteridad. Quiero morir sin vanidades, sin cargas anodinas en el lomo, quiero que simplemente una dulce niña frente a mi marmoleta repita cinco veces ese nombre que ahora soy y que en vida jamás pronuncie.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Melodías de tus ojos negros



Descansa un sueño en tu blanda mano
Y mi corazón inquieto por él palpita
Veo partir todos los luceros
Desde la cornisa de tus ojos negros.


Humanos goces de inmortal locura
Se anidan en el laberinto de tu cuerpo
Vaga una luna y un viajero
Por el desierto dulce de tus ojos negros


Cultivo tu recuerdo como girasoles
Y cada mañana los mimo con ternura
Llueve la nostalgia en mi jardín sagrado
Una fina lluvia azul de tus ojos negros

sábado, 8 de diciembre de 2012

Harto estoy de ser un ente



Harto estoy de ser un ente

Que recibe las diatribas

Como si estuviera ausente

Si en la vida vivo estoy

He de mostrarle al bribón

Que no ha de verme la cara

De cabrón.

A los Lagartos




 
"A los hipócritas se les insulta con la gracia del sarcasmo, para que tras el mando del humor no perciban el mortífero aguijón."
 

Harto estoy de la sonrisa
De la hipócrita sonrisa
De aquellos hideputas
Que presumen ser amigos.
Son aquellos miserables
Más indignos que sus pedos.
No valen una cagada
Ni un tonel de estiércol.
Sus sonrisas son tan muecas
Como el culo de un marica.
Como el ego del artista,
Que haciendo naderías
Espera elogios y ambrosia.
Cuando nada aporta al tiempo
Más que estorbo y pedantería.
Son las sonrisas de lagartos
Las que amargan un buen rato
Deberían guardar esa lengua
O en buena hora metérsela en el rabo
Y dejar tranquilos a los asnos
Que como espejos repiten su sonrisa.

Que nunca muera el Spleen

I

 Pútrida  Alma mía
Que indómita es presa
De un sueño mortecino
Que me ataca con locura
Los recónditos lugares
De esta estúpida cabeza
Donde duermen los placeres
Y aúllan los miedos.
Quisiera ahorcar mis ruegos
En el fragor de la puta noche
Y que en el alba rubicunda
Mi amargura y desvarío
Se hayan evaporado como el vino.


II


Mi sangre esta dichosa de ser rio
Un rio oscuro y sin vida
Que sea sombra y veneno
Que sea noche y crimen del día
Que apague anhelos y rompa sueños
Que haga llorar tu rostro rubio
Que maldiga la belleza y la mentira
Que se ría de la comedia de la vida
Y se embriague de la gracia de los muertos.

III

Nada puede atar mi barco
Voy sin rumbo en la tormenta
Agitado y agrietado
Con mi proa hecha pedazos
Estallando entre las olas
Las promesas nunca dichas
Bajo un cielo sin estrellas
Sobre un mar enfermo y suicida.

martes, 4 de diciembre de 2012

El color de los poetas


Va un Poeta de verso verde asesinado por ser rojo

Va ese viejo de barbas blancas con su verso lila

Va un  pájaro azul tras su princesita nacarada

Va un hombre gris con máscara cambiante de otros poetas.

Va un fantasma sin nombre como hidra de mil voces.

martes, 27 de noviembre de 2012

De aquello que como la flor no tiene forma ni palabra


Una flor atada en el bolsillo

De aquel otro que no he sido,

Aquel verso que tu boca

Nunca ha dicho.

 

Miro la aurora como se mira un río

Y en las estrellas mortecinas

Deposito mis últimos sueños,

Aunque la calma sea un prodigio

Que el oleaje del universo oculta

Sigo mirando el vaivén del tiempo.

 

No es aquello que prometes

Lo que inquieta el instante

Es aquello que sin aviso

Conviertes en pasado y luego olvido.

 

Las mañanas son caducas vistas en el ayer

Como el amor peregrino de dos desconocidos,

Y ese jardín de recuerdos donde el sol

Es ya fabula y la lluvia una mentira.

lunes, 19 de noviembre de 2012

En la resaca... y la cabeza a punto de estallar (Navas)


En la resaca…
Inerte como las piedras,
Frágil como el cristal
...Y la cabeza, a punto de estallar

El mareo es horizonte
No se distingue
La tierra del cielo
Donde todo es huracán.

La lengua enmudece,
Los ojos se nublan,
Los pasos se anulan
...Y la cabeza, a punto de estallar

La claridad se hace tedio
El asco que nos rodea
Todo es turbio
Y nausea da pensar.

Febril tormento
Realidad obtusa
Querella del sueño
...Y la cabeza a punto de estallar

viernes, 16 de noviembre de 2012

Fragmento de El desierto de Anthony Biret



"No poseo una memoria prodigiosa, acaso precaria. No puedo evocar el célebre monologo de Hamlet, ni acaso un brevísimo cuento de Monterroso. Mi memoria despunta hacia el olvido, hacia ese lugar que no recuerdo, a esas páginas que no he leído y no leeré, a esa mujer de divinales formas que jamás he perpetrado con una mirada furtiva, a aquel otro enemigo que no aparece en el espejo ni me nombra… mi memoria es ajena, habitación vacía y fría para un huésped que nunca le habita, es arena en una borrasca, es aquello que soy yo y que no me pertenece."

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Diatriba en contra de los esclavos del tiempo




Estupor y desidia me causan los ojos cansados de los transeúntes, con sus miradas huecas, perdidas en un cielo gris de asfalto reflejado en los charcos que el sol mortecino de la mañana no logra ahuyentar. Sus pasos copiosos y unísonos semejan el retumbar de un tambor en el funeral de un idiota. El patetismo de sus vidas es su carnet de defunción postrera. Su respirar es una enferma canallada. Aunque presuman cuerpos jóvenes, de pieles lozanas y rubias, no logro asimilar más que un penetrante hedor de podredumbre, de vísceras al sol calcinándose en el tedio. Excusas de una vida en regla, un arrogante y presuntuoso porvenir de letrina. El trabajo de pelma perfecto, la familia perfecta, la procreación, es su corona de oprobios, resultado de una copula necrófila, mientras el ojo ajeno inquisidor da su mezquina e insincera aprobación, puedes seguir en la fila hacia el matadero silencioso… cadáveres que se rehúsan a permanecer en las fosas, exhibiendo sus grotescas esperanzas degolladas por su propia mano, esa mueca inmunda que me acusa, que me envidia y me odia. Fumo un cigarro al otro lado de la acera, con los ojos ensañados en la monstruosidad que tengo en frente. El humo negro no permite clausurar el despropósito de semejante espectáculo de zombis. Recelosos, me acusan de evadir mis deberes con el minutero, de retener la locura por capricho y descaro, de alimentarme con bagatelas gráciles de las cuales está compuesta la única razón para seguir con vida. La ira les corroe, los gusanos comienzan a invadirles, insertándose sin aviso por todos sus agujeros, no parecen inmutarse en lo absoluto. Sé que están muertos, pero esto ya rebasa la insensatez y el desvarío. ¿Por qué no realizan sus miserias en privado? Prefiero ver un vagabundo execrando sus sueños y pintando las paredes del pudor, que tener que soportar la infamia de los jóvenes viejos, de los esclavos del tiempo… no puedo mirar más su ofensiva  representación. Lanzo la colilla del cigarro al viento que me separa de los abominables  fósiles parlantes, doy media vuelta y me pierdo por una esquina de ensueño.

martes, 30 de octubre de 2012

¿Quién puedo ser más que un necio?


Soy un paroxismo de la realidad, una transversal que cruza el desconcierto(...) que contempla  este valle de zombis estúpidos y sin huevos que van a ningún lado. Mezquino y enemigo de los parámetros, los muros de ideas prefijadas y erróneas de otros cadáveres. Me fastidia el hacer porque en el hacer hay algo de moralista y profano. Soy un palabrista, un copista, un burro sin orejas, un torpe vagabundo, un testarudo que se rasca los genitales con frecuencia, un loco para los demás pelmas, un embustero, un manojo de miedos, un ente inútil en el engranaje descompuesto del mundo, un tipo que jamás tirará una piedra ni dará un discurso en público a favor de la humanidad, un mendigo de sueños, un oportunista de verdades diversas e improbables, un pergamino con signos indescifrables, una bagatela perdida en una mugrosa calle sin nombre, un Infrahumano, un pájaro ciego sin alas, un ser anacrónico atrapado en el tiempo, un inconformista estéril, un suicida en potencia, un perdedor, un fracasado ante el ojo extranjero de mi carne, un paria, un anacoreta, un iconoclasta, un mesías mudo que nadie sigue o cree, un fanfarrón, un bufón sin chiste, un adorador de culos femeninos, un amante mojigato que solo quiere dar rienda suelta a sus perversos deseos, un cobarde, un cuerpo efímero, una voz que se apaga, unos ojos sin brillo… un espejo necio del otro que ahora me lee.


 

viernes, 26 de octubre de 2012

... la marea de... fragmentos y dudas


No sé qué putas quiero pero no quiero tu confort, ni seguir el camino, ni atisbar las curvas ni los limites, no quiero que el tiempo se detenga pero no me apuro en seguir su rastro, no quiero vender mi alma a ninguna corporación, payaso o bandera. No soy un tipo fácil de articular, empaquetar o figurar, soy incertidumbre, vergüenza, deshonor, habladuría, poesía en hojas secas, rituales interrumpidos, cigarros sin probar, hielo en el vaso, una boca húmeda que te anhela y te rehúsa, perdición y anatomía, velocidad cerebral que se estrella contra el muro, presión de válvulas en fabricas clausuradas, el rojo de tu lengua, el amarillo de mi bilis, el negro de nuestros corazones, el mar embravecido, los oídos abiertos, la verga sin empalmar, la locura en frasquitos de barbitúricos, tu… fragmentación agitada, manojo de rupturas, imperfección divina, levar anclas, lanzar el timón por la borda (y a la mierda) , dejarme llevar por la insanidad del naufragio, un cobarde, un canalla, la rosa que se deja sobre la carta amante, el residuo del bidé que nadie quiere limpiar. ¡Oh vida irrefrenable y crapula! ¿Por qué no me sueltas de tus redes? ¿Para que mirar y mirar si con tocar tus tetas se hacen humo, si mi esperma es aurora que nunca ha de venir? y escucho tu voz que me llama desde una isla desconocida, veo tu culo ampuloso flotando sobre el mar y el rictus famélico de tu rostro que suplica ¡hundemela! ¡hundemela! pero no sé nadar más que en palabras, me ahogo en las caricias de tus dedos, en la profundidad de los poros de tu piel, en la insondable turbulencia de tu cuerpo. Desamparado, bruto, torpe, un chiquillo insolente e inocente, un hijo de puta que no sabe reír y cantar mientras chupa un coño dulce como la absenta… Blasfemia de lujuria, ficha absurda de ajedrez, el mundo en el ojal y yo caminando sobre un insignificante hilo hasta tu cuerpo.

lunes, 22 de octubre de 2012

Fragmento de la obra "Phallus" de Ralph E. O'higgins


Dr Edliw: Es la obscenidad privilegio de los parias, de los verdaderamente puros de corazón, de aquellos donde la mugrosa sociedad no ha podido permear su nefasta huella de calumnias y pesadas cruces de estiércol. De ellos vilipendiado colega es el verdadero reino de los cielos, de los cielos carnales, la verdadera perpetuidad de lo divido, lo efímero, la belleza de la piel y de la carne.

lunes, 15 de octubre de 2012


 
Agudizo mi vista, y tiemblo ante lo que veo, son monstruosas figuras literarias, amorfas efigies compuestas en versos malogrados, poemas que algún idiota anónimo lanzo al mar...he de aferrarme a mi papel de estafador de versos y escuchar los susurros miserables que trae el oleaje producido por sus tentáculos. Seré valeroso y no caeré en su trampa, no permitiré que mi prosa heroica se haga verso ampuloso de....

 

Yo solo veo un par de nalgas que se aproximan hacia acá, que rico fuera meter mi cara por entre su raja

 

Acaso no puedes ver con claridad Kinch, claro es que veo aquella sirena que supone ser mi musa esta placida noche de penas, pero no te engañes, kinch, esa es una quimera, si te dejas llevar por esas carnes prietas te perderás en el abismo de sus nalgas, por ese lugar oscuro por donde miles de marinos han entra y ninguno ha salido, no caigas en sus redes, ese portentoso culo femenino, es tan solo un espejismo, una artimaña para llevarte a sus confines y devorare y hacerte mierdra.

 

Ladra, ladra, ladra perro cochino, tu hijo abortivo de la prosa malsana, tú que a todos, señalas de jesuitas y mojigatos, tú el más ruin de los proscritos creyentes, ladra, ladra…

 

¿Por qué quieres que ladre? Yo no soy un perro

 

Tú, poca cosa, esperpento sin talento, remedo de escritor, papalinas errático y libidinoso. Tú no eres un perro, no eres nada… quiero que ladres porque hablar ya no sabes, tu lengua es babosa y ni siquiera a mi me conmueve, debes intentar nuevos trucos, olvida escribir para alguien que sepa leer, escribe para (…)

 

¿Y a quién he de ladrar? ¿A esa gata que ronronea en el tejado?

 

Ladra, solo ladra, ládrale al mundo entero si tú quieres, a todas las sucias gatas de los tejados, de los moteles, de las ruinas, a la lluvia, a los galenos, a las palomas, a los llantos de un bebe y a la madre que murió en el parto. Ládrale a los ojos de los muertos que nos miran con recelo, ládrale a la puta vida, a quien tú quieres joderte por el culo…

 

No quiero ladrar, quiero revelarme ante tus órdenes, que son las mías, yo soy tu voz y tu eres el eco de mi pensamiento deformado. Por la caverna enmarañada de mi cerebro atrofiado por la cafeína y la absenta, aúllan lobos solitarios y no perros vagabundos, lobos que muerden todo pensamiento sano que aun habita temeroso en mí, y al final el mundo en mi cabeza será como en génesis del tiempo, solo oscuridad y frío.

lunes, 8 de octubre de 2012

POEMA EXISTENCIAL


 
El tiempo no es impedimento para la eternidad,

Una vida si lo es. Una vida sin otras vidas,

Una sola vida que no vive en otras vidas.

Una vida que se ahorca a sí misma con el corto tiempo

De una vida. Pero es la vida un enigma,

Una esfinge que simula otras vidas.

Otras vidas no vividas, unas vidas usurpadas,

Nombres, fechas y otras vidas… Así la eternidad

Se vislumbra al ocaso de una vida que al verse ante

Sus ojos reconoce que no es suya, esa vida

Que ha usurpado y que ahora está dejando.

 

-¿y ahora qué, de la muerte?

¿Es una o mil muertes, las que el simulador

Simula? Es una sola y triste muerte,

Pero una muerte colectiva donde uno muere

Y muere el mundo.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Fingido soliloquio del hijo que huyó


 
Calamitoso remedo de un personaje misantrópico de una novela post-existencial, cruda y censurada.  Perfectamente estupefacto frente a una hoja en blanco, la vacuidad que otros farsantes mas canallas que él, proclaman vida, Vida, vida y no muerte, porque la muerte es fea, fea y con gusanos, sucia y terrosa y en el mas peregrino y digno de los casos, negra ceniza que se conmemora fanfarronamente en un frasco donde nadie vuelve a llorar. Sale el sol por las mañanas y no hay manzanas en mi bolsillo, solo un cráneo de simio enano y una moneda de cuero. No quiero cambiar de postura me aferro a la nueva contemplación, el horizonte es mas distinto cuando se está acostado en la intemperie, no se vislumbra un camino, solo infinito, infinito y vacio, luz incandescente que irrita los ojos, oscuridad paupérrima, estrellitas mortecinas, luna caprichosa, aullidos de lobos que no se dignan a devorarme, es probable que mi carne este rancia, rancia como la boca de mi madre, que padre dejo de besar hace tantos años, ahora solo besa a los gusanos y a la tierra, la tierra que ahora me sostiene el culo y la espalda, la tierra que reconforta y devuelve el sentido de mortalidad, de transitoriedad, no soy una flor en el camino, semejo mas bien una gran plasta seca de elefante enfermo, estoy solo, ridículamente solo, espléndidamente feliz, lejos de todo aquello que llamaba bienestar.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Pilgrim's chant



I found me lost in a crowd of zombies,

Searching the perfume of an empty rose,

I following their gloomy steps, their sadness.

I try to wake them all, but it’s useless,

But I never give up. I’m still aware of dawn,

Aware of  the gently rain, the liquid goddess,

The tenderness of a fugitive sight.

Pretending that life is something more,

No matter the furious waves of winter,

The infernal sun of summer. I’m glad to be

Dreaming in a everlasting autumn, with wings of

Madness on my shoulders, with a perfect smile

Of a corpse. Wandering as a pilgrim in a foreign

graveyard.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Anhelos para una joven desconocida


 
 
Quisiera desnudar tu infancia

De ese rostro adolescente

Quisiera deshojar tus rosas

De ese valle insipiente

Quisiera abandonar tus ojos

Y depositarlos en mis miedos

Quisiera aullar tus ecos

De loca insensatez

Quisiera vomitar mis versos

En tu boca de rubí

Quisiera que tu aurora

Reposara sobre mí.

Quisiera conocer tu olvido

En las sacudidas del mar

Quisiera tus promesas

Dilapidadas por tu piel.

 

Trashuma un halito sagrado bajo la tormenta

Donde tiembla inquieto mi deseo

Que postrimero luego del fatuo rito

Se hará éter con la decepción del cielo.

viernes, 10 de agosto de 2012

Doppelganger


Quisiera ser aquel que no está,

Aquel que olvidó su abrigo en otro otoño,

Aquel que promulga una sonrisa perpetua,

Sin labios,

Aquel que ya nadie recuerda,

Aquel que nadie nombra, que nadie llora…

El silencioso eco de su sombra,

La quietud de un pasado que no palpita,

El ojo carcomido por la arena,

La lluvia en una lapida sin nombre,

El mañana que jamás llegó,

Las promesas que no tuvieron termino,

Las palabras que dilapidó la luna antigua,

Las miradas que fueron espejos huecos

Para aquel desconocido,

Para aquel que no pude ser y nunca…

Más nunca y me grita desde el pozo:

Tú y no yo, estas allí, yo, solo sueño,

Solo sueño estar dormido, tú y no yo,

Es el que sueña que está vivo, tú y no yo,

Es el usurpador de una mentira, tú y nunca tú,

Serás aquello que soy yo.


miércoles, 8 de agosto de 2012

Y los muros inexorables de los fracasados...




Atados a los muros porque huimos de la soledad que reproducen  los espejos que se dibujan en la arena de la extensa planicie olvidada por el vulgo. Apoyados en las tragedias de colosos hieráticos que murmuran rituales grises de cemento y cal. Corremos seguros por laberintos de asfalto, porque la risa es un lugar vedado en el desierto, tememos a los bosques porque las ninfas son la aurora de nuestra locura y su canto no es como los gritos atorrantes y ambiciosos, ni los cláxones de los coches homicidas. Fornicamos con el bullicio y las luces de neón, refugiándonos en conchas purulentas, anfetas y vapor azul. Porque los buitres no quieren ya nuestra carne pútrida, infecta de anclajes anodinos, de rezos sodomitas, de sueños ahorcados en la codicia de otras manos. Visión castrada por terceros, amarillo amor de bilis, nudillos hechos mierda contra baluartes imaginarios, una resaca que no quita, ni con tetas ni con plomo. Los jardines de los muertos, son llanos como la libertad inalcanzable, que los muros de los proxenetas del alma no pueden marginar, porque sus cuadrantes son estrechos, como las mentes vaginales de los borregos burócratas, como la amargura y el frenesí que produce el trabajo impropio de los días calurosos de un cubil-oficina. Porque la maravilla del desierto sólo es licita para los escapista del instante, para los soñadores que vomitan sin descanso sobre los ojos de los idiotas que anhelantes, de rodillas, claman a una bombilla la redención de la calumnia. Los asesinos de los muros son clandestinos como mi amor por todos ustedes, y se arrancan las uñas y el pelo, pero siguen expectantes ante las atrocidades que se erigen en cada palpitar de una sociedad inocua. Gimen los estómagos, no por hambre, no por gula, gimen porque han engullido un pájaro cantor que les pica los muros tenues de la panza, generando ulceras de poesía y cicatrices que ningún picotazo de bencedrina podrá sanar. Camina un hombre con sombrero de fieltro y paraguas por la llanura del olvido, camina sin mirar atrás, sin recordar el suelo, sin esperar un final. Camina hacia un horizonte etéreo donde nada se vislumbra, nada más que su soledad y su sombra.

viernes, 3 de agosto de 2012

La metamorfosis del artista


Llevo días alejado de la literatura, luchando intensamente por hacerme artista, he cambiado la pluma por el pincel, lanzo colores al azar, buscando la efigie perfecta, pero a medida que ejecuto nuevas corvetas pictóricas descubro una especie de símil aletargado y grotesco con el mundo de las letras. Se que algunos han mencionado este hecho y algunos idiotas hasta se han puesto en la tarea de mutar un arte en otro, más no es eso lo que me conmueve y me produce oprobio hacia mis actos, no, no es nada eso, es la atroz premonición que aparece en frente de mi, un espectro horrible que no logro disuadir ni con alcohol, ese monstruoso fantasma que me perturba el sueño y carcome mis mas emprendedores proyectos, ese asesino voraz y silencioso que palpita en mi frente, ese maldito demonio profeta que me grita dentro del cráneo:  ¡Fracasado!

sábado, 23 de junio de 2012

Bagatela


Deja de importarte el mundo, cuando mueras todo se irá a la mierda contigo, los colores del cielo desaparecerán, la sonrisa en el rostro amado no será más que una mohosa calavera, todas las guerras, el poder y las utopías no llegaran a sacudir tu sepultura, todo será silencio, los gritos de calumnias, de injusticias, el rostro hambriento de los niños, los genocidios, las iniquidades de los que ahora dices gobiernan el mundo, todo será polvo en el futuro, las vanas alegrías, las profundas tristezas, todo, todo, se irá en un canto de sirena y la vida que tu presumes tan preciada en el postrimero amanecer será olvido y nadie recordara que fuiste una bagatela imperceptible en la inmensidad del universo y el tiempo fabuloso.

miércoles, 13 de junio de 2012

Mulligan: Usurpador



-Camisa de once varas, Kinch-

Resignación, resignación. Pesada postergación, años sacándole el culo y ahora…

Dos Mulligan uno en la torre otro mordiendo el polvo

-polvo somos, polvo seremos y de las cenizas…-

Basta de canalladas, el uso de un leguaje jesuita en un proscrito, que ni siquiera posee el genio bardo para escribir un verso isabelino, bah, pamplinas,  si estas buscando inspiración para coronar una novelilla de mierda, la única salida es coronarte a la hija mueca y ciega de Mesalina en un burdel, no en un burdel irlandés, donde todas están Hebreas casi egipcias, tú, remedo catalanucho, mestizo de tres pesos necesitas una jodienda épica, corre con tu mami, si es que aún está viva para que te de unos pavos y puedas iniciarte en la faena

-…- no sé cómo escribir -...- (los cometas saltan quien sabe a dónde, así mi prosa inconclusa salta al vacio y no tengo redes para atraparla)… paparruchas, de perlas te atina el mote: Bandini, mira en el espejo de Mulligan de Mortello tu rostro garabateado y robado de Fante. Te faltan pelotas para

Ride on that wave,
Ride on the bull

-Oh Ariana, perversa Ariana me has abandonado-

Maldito comemierda poetillo, Hoy es Ariana, ayer Sor Rita, mañana Agustine, comemierda paparruchas, para escribir debes joderte el verso dulce de un coñito rasurado y sano, un coñito de puta fresca, arrodíllate y pídele perdón por tus pecados de celibato, porque no está bien visto que un capullo como vos se esté pavoneando de llevar meses sin probar bocado femenino. No eres Kinch el jesuita de Dublin, ni tu madre es Gertrude ni nada de esas tonterías de…

-tampoco soy Bandini, ese mote es tan falsario, tan usado como estas palabras. Veo que trascurre el dia en una hoja en blanco y aun me debato entre un verso blanco y una prosa negra; y ahora tengo este mi castigo, flagelación, flagelación, autoflagelación de pecador agnóstico budista, idealistanarquico y ateo, ahora cargo este ladrillo semántico, sintáctico, profano, yo el burro escondido entre los libros contables de Alzacia, yo que alguna vez fui Monner y molí mis sueños en amargos tragos de imprudencia y vanidad, ahora que me queda?... más de 500 páginas.. –Para que te limpies el culo sucio si quieres, puedes dejar ese cochino libro que poco entiendes en la mesita de noche de tu padre, ese que es más burro que escudero de Quijano.

De hinojos muerdo el polvo, porque sólo eso puedo, la camisa roída de silabas, la camisa de Apollinarie.

lunes, 14 de mayo de 2012

Poema mutante



Retazos de intelectual podrido

Virginia sin boca en el rio inconmensurable,

Do se diluye la ignominia, el trazo vocal,

Consonantes que anudan caprichos,

Ideas vaporosas de nimiedad caduca,

De producción estéril por un ángel caído,

Artista cualquier hi’de puta

Reputación para los falos del arte

Mil lenguas podrían secarse

Rezando el eterno canto de Finnegans,

Pero los críticos defecan en la sombra

De un manzano sin frutos, esperando

El zarpazo de la tarde que trae el trágico

Aullido de un viejo campirano de New Albany,

Pero los muertos son tartamudos, y su prosa

No sale del fango do los autómatas anidan

Un huracán de locura educada,

Mi pipa, mi pipi, mi papa…

Burritos en la pradera, verano insolente

¡Qué ganas de orinar produce este viento!

Sin más eco que libros gastados

Con los que un mendigo analfabeta

Se limpia el culo y nos regala sus versos floridos

De perlas marrones, caviar sin cultura.



sábado, 5 de mayo de 2012

Paisaje Cheval



Mañana soy y
tierra,
Arrullo postal de
piedras,
Sombra de
lagarto,
Asidero de gritos
Y de nadas.

Maullido azul de
porcelana
En la alacena
negra, negra,
Como los pies de
lluvia
En la cocina chillan
Los sapos
muertos, muertos.

Ternura de lana
en los zapatos
Zarzal de penas
de cochero,
Nudo de plomo
bajo el cuello,
El sol que timbra
en las retinas
Amarillas y en la
orina, y en la orina.

martes, 24 de abril de 2012

Exordio ajeno a los pájaros


Para liberarme de los pájaros
He de beber absenta, fumar
Hachís y opio, y fornicar
A una ramera.

Este infierno que me tiene preso,
Cual un mono triste que cabriolea
Ante un público de ojos huecos,
Que jamás se apiada de mi pena.

Para liberarme de los pájaros
He de beber absenta, fumar
Hachís y opio, y fornicar
A una ramera.

Porque ya la comezón en mi cabeza
Destruye el tuétano encefálico
Y hace nido en mis armarios,
Do guardo con cuidado la pureza.

Para liberarme de los pájaros
He de beber absenta, fumar
Hachís y opio, y fornicar
A una ramera.

Para que este reino de horror y pesadilla
Busque con mis versos otro huésped,
Y el sosiego sueñe plañidero con mi muerte,
Y el veneno tome asiento en otra silla


Para liberarme de los pájaros
He de beber absenta, fumar
Hachís y opio, y fornicar
A una ramera.

viernes, 20 de abril de 2012

ASCO



Asco siento de verte
Porque el asco es deseo,
Asco me produce tu boca
Porque devorarla quiero
Con asco
Asco me induce tu cuerpo
Porque al fango me lleva
Asco son tus palabras
Porque no son silencios
Ni jadeantes aullidos
Asco me dan tus caricias
Porque me dejan penando,
Asco me sabe tu nombre,
Tu perfume, tu paso…
Asco me produce tu asco,
Porque de asco es este
Asqueroso amor.

miércoles, 4 de abril de 2012

Soñada Doncella


Núbil doncella entregada a largas y noctívagas horas de relatos perniciosos que incuban en tu seno ponzoñosos sueños.  Sacudes tu melena oscura y un rictus de placer compungido se aurea en tus labios. ¿Quién fuera ese vil corsario que arrancara del estupor esos sueños locos y los hiciera tu perpetua realidad? Yo soy humilde mancebo que te sueña mientras tú, mancillas esa dulce piel de durazno y elevas tus ojos rubicundos a las alturas paganas de las orgias de antaño. No permitas que el deseo se consuma en una noche, tasajéalo en contadas gotas de placer y cultiva con cuidado ese corazón viciado que hará de ti una gran mujer. Aprende a gobernar los reinos terrenales, que los cielos ya son tuyos con una leve oteada por ellos, miente a todos, pínchales con tu avara colmena, permite que los infames te coronen con olivos y laurel, porque la gracia de tu perdición hace postrar a los ángeles bestiales a tus perlados pies y la sabia parca te ha bendecido con su vaho, y tu voz será el eco de la suya, y tus susurros procuraran el éxtasis final a quien dichosos puedan escucharlos.

miércoles, 28 de marzo de 2012

L.A.


"Así tenga que afrentar al terrible insomnio y avasallarme ante mis temores profundos, debo seguir en pie y descubrir una grieta a mis tormentos, una hendidura por donde pueda escapar mi pensamiento y hacerme libre de todo paradigma perverso." (Fragmento del manuscrito de Lord Ambrossio)

lunes, 26 de marzo de 2012

Amor de fauno

He de burlarme
del sino y plañidero habitar los bosques
Donde cortejan los sátiros a las banales musas
que coquetas
Y lubricas
humillan el amor que los mortales corazones
Les profieren.
¿Por qué ha de
importarle a la fantasía lo terreno?
¿Acaso una
lagrima salina puede gestar un rio?
¿Acaso la tragedia
de lo firme se afinca ya en lo etéreo?
Un poeta viejo
dijo que somos hojas al viento, cenizas a volar,
Sutil recuerdo de
una cabecita rubicunda y loca.
Aquella antaño
turbara mis labores y me arrojara a sus
Pasiones, efímeras
y noctívagas.
Por esa cabecita
enferma que mi lira entonara ridículas canciones,
Aquella putrefacta
que hoy duerme en osamenta.
Y que renace su
recuerdo en cada flor de primavera,
En la grata
lluvia vespertina y hace soñar este corazón
fabulado
Y mío, que solo
un inmortal podría injuriar.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Carta de un poeta enamorado




No digas que me extrañas querida mía,

No sabes el daño infame que me haces,

Mientras tú me buscas en las sombras

Solitarias,

Yo busco perderme en la noche de la tierra,

No intentes retenerme en este tedioso círculo,

Mis alas están cansadas y mi halito caduco,

No sabes la imperiosa lucha que he tenido,

Cuantas veces fui vencido, y aun así

Por tu mirar y tu memoria

Seguí en pie, hecho cenizas,

Pero mi espada se ha rendido,

Mis escudos hoy son sal.

He disipado mi suerte en altares

De locura y embriaguez,

Me he escondido en tus sueños,

En la forma luna de tu seno, pero…

Ya todo es tontería, de nada sirven

Los caminos, solo atisbo

El gran silencio, ese que el amor ha calumniado

Que mil cerrojos le ha impuesto,

Porque la dicha no es en vida, ni en la experiencia,

Ni en los anhelos, el movimiento es tortura,

Algarabía sin sosiego, embuste que no cura.

Simplemente amor, concedeme el olvido

Si realmente procuras esa palabra infame,

Demuéstralo dejando la puerta abierta

Para que pueda huir en la madrugada muda.