sábado, 26 de marzo de 2011

A vuelo de pajaro (sin reglas)


Sé que he pecado, sé que lo seguiré haciendo hasta el final. Es inevitable el naufragio. Cada palpitar es anodino, un ahora sin límites aguarda bajo la rejilla de los parpados. Déjame en paz mama que estoy masturbándome, la chica de mis sueños huye de mi fantasía cada vez que tocas la puerta, ahora ya no me queda nada, más que sacudirla hasta quedar hecho una marejada de abandono. Diccionario para partidarios del club selecto de Hugo Ball, un pie en la tumba y otro strike, solo son unos chascarrillos, triquiñuelas que uniéndose de modo matemático podrían sugerir algo concreto. Pero hoy Anabel dice que su orquesta es una babel, yo no conocí nunca un rey, ni me enamore de una princesa mueca en una torre de aserrín. Bufa el toro, son horas infinitas, instantes incompletos, todos somos pecadores, no existe una regla para medir nuestros actos, solo autopistas que conducen al vacio usando palabras rimbombantes, citando autores peculiares y misteriosos, todo aquello que te llene de gloria pasajera, otra excusa para fumarse el ultimo cigarro de la noche -¡Pero yo no fumo!- solo soy un soñador, un espectador mas en este ridículo circo, las ideas se disuelven en el agua y el pigmento sugiere un pétalo de una flor marchita, o la abstracción de unos ojos de venado. Suena una alarma que despierta a los idiotas, pero siguen caminando al desfiladero, porque es momento de hacer puré la lógica, porque los siglos humanos nos han fallado, porque los artistas son unos impostores(una pausa, tomemos un respiro), interrumpir un instante no es detener el tiempo, solo un predicador como este de barba turbia puede vérselas con el flautista encantador, toco las campanas del monasterio abandonado y los fantasmas se cagan de susto al ver mi frágil mortalidad, pende de un hilo todo aquello a lo que el primer padre de mi ancestro dijo: No. Tengo que ser optimista, siempre existen ventanas para saltar, esta la ligera posibilidad de ser el primer hombre pájaro, aunque estemos untados de ceniza, fracaso y orín. A lo lejos del timpano duerme el cerebro de un genio consumido por la estupidez contagiosa del mundo obsoleto. el onanismo de despeja dudas, puedo ver ls cosas con mas claridad, Clara es una puta y un polvo no dura mas que un eclipse de sol. Solo quiero retarte lector, quiero que dejes de leerme y ocupes tus últimos segundos de asco en fornicarte un camello o ruborizar a las amigas de tu madre con flirteos escatologicos. El psicoanálisis no podrá defendernos, ni los libros de Breton revelaran el misterio, ni la efervescencia de una cinta de Lynch es el resulatado de una sanguinolenta pesadilla. Vuelan las balas, vuelan los cerdos de la corniza, vuelan las palabras de amor embustero, vuelan los pajaros, vuelan los pajaros, vuelan los pájaros en la ceniza y aun no creo estar en lo correcto, la frase perfecta aparecerá en un sueño. las fechas no son trascendentales, 1957 fue un buen año jamas vivido. Por ahora solo queda decir que he pecado y que lo seguiré haciendo hasta el final hasta que alguien más cobarde que yo detenga la tómbola con un disparo bien atinado en la sien del paciente esquizofrénico. Tira los dados diosa bastarda que estoy ansioso por ver hasta dónde pueden llegar las zancadas de un narciso sin ojos. el juego sin reglas esta por comenzar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario