martes, 1 de marzo de 2011

Aforismo hallado en un retrete


Tirado de rodillas vomitando mi presente en un cochino baño de un bar de carretera. Encontré en un pedazo de papel mugriento este aforismo que desde entonces me persigue como un fantasma:

Tantos nombres había inventado de si mismo que había olvidado su nombre de pila. Ahora no recordaba quien era, en su cabeza solo volaban infinidad de nombres sin rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario