lunes, 17 de enero de 2011

Evasión sin preambulos


De pelea contra las palabras que se conducen a un desfiladero, errar es humano, construir es solo una ilusión de los dioses, depurar un texto es oscura proeza, mis manos de orfebre son bruscas y torpes, no entienden la belleza de la simplicidad, me ensucio las manos con frases acartonadas, con imágenes rebuscadas en un anaquel del siglo XIX, ya no uso abrigo en verano, y no suelo ver al sol directamente por qué me arde ver su ardiente tristeza. Estoy buscando en los cajones alguna excusa, una herramienta para definir mi estilo, los cuentos aun no son honestos y tienen un carácter rancio y poco original, acepto que como ideas son fabulosos desaciertos, siento que cada frase en ellos persigue inútilmente la huella de grandes maestros, y pierden el norte un torbellino.

No he leído lo suficiente para poder desprenderme de la literatura, aun sigo siendo un palurdo nómada de libros inconclusos. Repaso cada frase y busco una sonoridad efímera, confundo los esquemas, un relato no siempre es un poema, no todos los versos construyen grandes novelas, vomito un laberinto sin... el flujo de conciencia no es una libre expresión que brota por la inercia, es un elaborado fracaso, un premeditado tropiezo, porque me gustan los recovecos o porque quizás no tenga otra alternativa, uso adjetivos y sinónimos mas de lo necesario intentando abultar las líneas del cien pies. Tengo miedo, tengo miedo de mis palabras, temo que se vuelvan en mi contra, es mas he comenzado a sospechar que las estoy usando precisamente para acabarme lentamente ahogado en una babel como la de Chesterton, solo que en este pozo cada palabra, cada letra son gusanos caníbales, serpientes venenosas que atacan directamente a mis ojos y la lengua. No se hacia dónde va esto, creo que es un ejemplo de lo anodino de mi razón, una presunción mas de mi aburrimiento. Nada estaba planeado, pero tampoco fue azar, me senté a escribir sin una idea solo deje que volaran los dedos sobre las teclas y que las palabras vinieran por añadidura, pero el procedimiento se está haciendo un poco flojo y monótono, comienzo a pensar que podría llegar a algún lado con esto, por eso digo ¡STOP!

No hay comentarios:

Publicar un comentario