domingo, 2 de mayo de 2010

Duermevela de un aburrido mar



Duermevela, duermevela
Duermevela, duermevela, cantinela
De un aburrido mar de cisternas pecantes.
De babas secas en tu rictus de sal.

Duermevela, duermevela,
De voces anhelantes sin rumor en tus asas.
Silencio fatal de las horas postrimeras.

Duermevela, duermevela
Obcecación siniestra por tus tentáculos
De amor obsoleto en bahía parda.

Duermevela, duermevela
De un atardecer sin gaviotas para picotear
En mis perversas entelequias de marino.

Duermevela, duermevela
Olas tus cabellos de alga y misterio
Perlas sagradas de nácar y azulina.

Duermevela, duermevela,
Duermevela, duermevela, imprecación
De un bajel rubio y maltrecho
Muerto en los ecos de céfiro y arena


No hay comentarios:

Publicar un comentario