sábado, 13 de marzo de 2010

GOLDEN AGE




Años primorosos de un París desconocido, cargados de un perfume recóndito y sublime, Modigliani y Schiele ebrios de un amor bañado en versos carnales, sangrientos... retumba Rubén imperioso, a la diestra del gran anciano y como un toro endiablado corre el Gabrielito por la plaza iluminada Verde como el fauno del tiempo. Un traguito de absenta, el bandoneón llora quejumbro con su fuelle afligido y Carlitos engalana la noche del Boulevar... fantasia en aire me quiero casar con una señorita de la capital que sepa cantar que sea como Edith Piaf y con el culo lascivo de Anais nin... vuelan las palomas de la catedral. Oliveira busca a su Maga lejos de todo cielo y el jinete azul galopa presuroso en busca de los ojos grises de aquella que duerme en el campo de girasoles azules.

No hay comentarios:

Publicar un comentario