lunes, 8 de marzo de 2010

CANTAR DE CARBONERO SIN LUZ


De hinojos mis ojos en la tibia noche
Ella vagaba de bar en bar, de piel en piel
Abierta como la flor dulce en primavera
Ansiosa como los niños en Nochebuena.

Y yo aquí tiritando hielo como un perro callejero
Hambriento por sus besos, babeando en mi deseo
Loco idiota y ávido de amores tristes, insufribles
Azules como el río de tus oteros mansos de antaño.

Me ahogo en sus caprichos carmesíes
Solo el fantasma del ayer visita
Este corazón de mierda que hoy grita:
Puta, puta mía, sol de mis días,
Carmín de medianoche que no das alegría
A los peregrinos del infierno... sabes
Tengo los bolsillos secos, no puedo
Darte ya el amor de unas monedas,
El licor a terminado ya en mi hosco pozo
Así como es de fosco y vacío ese tuyo corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario