lunes, 31 de agosto de 2009

Retrato de un Antiheroe



Inscrito en el contexto de antihéroe, la figura del alter ego aparece aquí. La fotografía de un retrato como una alegoría del yo que presumo ser… una especie de Dorian Gray pero la aberración aquí se metamorfosea a su antojo (bien y mal absurdos conceptos de mentes enajenadas por un misticismo eunuco y una moral nefasta… el que esté libre de pecado que tire la primera piedra)
Quizá la imagen fotográfica quede imperturbable por un tiempo (aunque el sabio Cronos todo lo devora tarde que temprano) pero su aura será cambiante según los ojos del personaje que la miren. Pero esa foto carecerá de vida de la vida que jamás le entregue cuando puse mi faz en ella.
Un Retrato fotográfico como mascara social, un Jekyll impreso para engañar a los idiotas… No somos quien somos, ni los que creemos ser, somos un amasijo de perturbadas facetas, máscara de las máscaras, ángel del monstruo… somos recuerdo de papel, memoria que erradica el leteo. Somos un inevitable vacio en la alegoría y en “vida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario