domingo, 2 de agosto de 2009

Aburrimiento...


Quisiera borrarte esa estúpida sonrisa de los labios con un beso... tu infelicidad me hace menos infame… no soporto ver los patéticos rostros alegres de la gente a mí alrededor, el canturreo de los infantes mientras juegan, las tardes de sol me fastidian... me tiro en el suelo, cierro los ojos y sueño con destruir los pequeños castillos de felicidad ilusoria que construye la humanidad, sus cochinas mascaras sonrientes hechas polvo develando su horrenda natura... vuelvo a abrir los ojos y tu mirada entornada contra mí, esa furia callada en tus labios que te muerdes por no inundarme con insultos que encarecidamente espero me profieras, llora para mi muñeca enajenada…soy la antítesis, la némesis de tu mundo alegórico en el cual convives con el resto. Saber que te afectan mis palabras y producen el llanto es néctar para mí; solo tu infelicidad me hace sonreír, ver el sufrimiento y la tristeza en tus ojos hace que en mi corazón brote una ilusión… aquel momento donde comenzaba a cultivarse una esperanza se ha esfumado, confundes tu frustración con afectoy ahora tiendes a pensar que me deseas, que mis crudas palabras te encienden… me alejas del sueño nuevamente ¡puta infeliz! Ya nada puede exiliarme de este ominoso aburrimiento, deja tus ridículas artimañas de seducción conmigo, hoy tus movimientos cadavéricos no producen más que asco en mi... tú bailas desnuda para mí como la perra en celo que eres, pero tus movimientos ridículos me aburren, quiero meterte un tiro en la sien para ver si eso mata el tedio. Me miras aun con tu estúpida sonrisa, esa sórdida sonrisa que me enferma y da nauseas. Quiero vomitar en ti y en este mundo de aparente gracia. No dejas que me burle del mundo con mi cruel broma, presumes que soy malvado pero tu patético afán por el ridículo no te permite ver que simplemente estoy aburrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario