lunes, 13 de julio de 2009

Un Hombre Inacabado



No soy más que una gran farsa, un hombre inacabado, nisiquiera soy como el hombre de Papini, soy un mediocre egocéntrico, que nunca lleva a termino sus empresas. Soy el gran artista de la desilusión, el maestro del fraude, un ilusionista de efímeros. Un hombre sin talento, con una lengua muy larga, cargada de vituperios hacia el mundo de lo humano y en el espejo soy la fáustica representación de la inhumanidad y lo grotesco. Mi lira es robada y está rota, no sirvo como poeta, ni como paisajista de agujeros en la niebla. Mi prepotencia y mi estúpida maldad no son más que rasgos de un monigote mísero con sueños frustrados. No esperes de mi más que la fractura irremediable de una promesa, piensa que cada palabra, cada acto inconcluso, cada pirueta malograda que emane de mi es tan solo el pobre eco de un fantasma que anhela y teme al olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario