martes, 28 de abril de 2009

POSIBLE CARTA DE DAVID HILBERT


Gödel tenía razón: “Ningún sistema consistente se puede usar para demostrarse a sí mismo”.
Emergemos de una telaraña invisible, de esa materia volátil que se expande y contrae. Cada suceso aislado nos compete, nos afecta sin que nos percatemos de ello. La muerte de un musulmán, el nacimiento de un nuevo buda. Cada victima de un asesino en serie está inscrita en nuestros actos, el digitar de estas letras me hace partícipe, actor intelectual de cada acontecimiento pasado, presente y atemporal. Este texto lo escribió Pirrón mucho antes que yo y lo escribira un niño subnormal cien años despues de mi partida, yo solo soy la muestra de este extraño suceso.

Soy axiomatista, detractor y amante de la verdad absoluta, en el error esta le premisa acertada de la duda, la acción es solo una inacabada o constante falacia, el movimiento Bergsoniano, la dinámica irreconocible de los acaecimientos, el reloj de arena contiene toda la arena del infinito y no se mueve. Mis axiomas solo pueden traducirse en un lenguaje cifrado de absurdos, en ojos inversos a los ojos que miran.
mañana abra un eclipse lunar y Biret está a punto de esclarecer los misterios metalingüísticos de la luna, pero ese acto fue traducido y hechado al fuego por Galileo. Ahora Biret será tomado por lunático. Pero el hilo conductor de la maraña de la teoría caótica es eminente. La respuesta es contraproducente, se bifurca en la pregunta eterna. Cuando sepas esto, yo, D. Hilbert estaré muerto para el sitio inexistente de tu tiempo anacrónico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario