lunes, 6 de abril de 2009

Círculo del silencio



-Según la Cábala, desde el momento en que un ser es concebido, lleva en el seno de su madre un signo luminoso que se extingue al nacer...

- La muerte es un estado de perfección, el único al alcance del mortal

(Emil Cioran, Desgarradura)


Los gritos de los muertos nos aturden en la madrugada postrera, la niebla roja del delito nos deja ciegos, expectantes y mudos. El ridículo Yahoo intenta presumir que es más sabio que los venerados Houyhnhnm, la barbarie está en su sangre, vive para eso, el deleite en la masacre, la excusa de un dios cruel que lo ve todo para contener su afán destructor. Negar la necesidad de muerte y violencia es negar nuestra natura. Villanos, héroes, espectadores, rezanderos, jueces, voyeurs, todos cantamos orgullosos una danza Macabra, una danza muda donde son los cadáveres del olvido quienes entonan en primera fila... no existen inocentes en el género humano pero nadie es culpable de serlo, sensatos suicidas escapan victorioso al círculo infernal de una estirpe maldita. Hosanna para ellos y un réquiem triste para los vivos.



¿Quien nos puede juzgar en este vórtice infernal? somos ángeles del vacio, augurios de un nefasto perenne. Resignados a la sentencia oriental: "no ver, no hablar, no oir"; Aguardando postrados en el silencio de un círculo de fuego el colapso implacable del tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario