miércoles, 8 de abril de 2009

EDIFICACIÓN AL PROGRESO


Pueden decir que no es hermosa
Que su entereza jamás se igualara a la gran obra,
Pueden juzgarla porque esta desnuda
Entre vigas de metal, hormigón y cemento
Pueden decirme acaso que no es femenina
Que su vigor no semeja al eterno masculino;
Pero más allá de esas miradas pobres
Se erige luminosa la mística del progreso.

Algo de sacro lleva su forma,
Algo tan sacro que solo conlleva al hombre
Es un Adán y una Eva hermafroditas,
Una serpiente infinita en un fruto ponzoñoso,
Es el pecado que nos hace pensar en un falso creador
Es el edificio de todo ideal humano
Es la entelequia de todo soñador desquiciado
Es la bandera de la eternidad de runa,
El culto noble a lo que siempre se transforma.

Veo en ella civilizaciones futuras orantes
Como ante un dios o Cristo siempre doliente,
Veo la risa de los niños del mañana
En la sombra colosal de su estructura,
Veo como coquetea su altura con un Ícaro
Lejos de hilos terrenales y engañosos,
En la cúspide del Olimpo de los hombres
Lejos del pasado, unida a todas las eras
Vital y amenazante como un sol o un trueno.

(Soberana e inmarcesible prevalece mustia,
La edificación al gran avance de un orbe torpe
Que henchido esta de un inalcanzable anhelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario