miércoles, 29 de abril de 2009

MUNDO OINCK


Maquillemos de mentiras el paisaje para que el marrano se divierta revolcándose en sus montañas de estiércol. Juguemos a la gallina ciega, que el público se pierda en su ignorancia, echemos maíz y polvora a sus cloacas, esperemos que hagan pop corn. Los actores periodísticos están listos para la recreación de un paraíso de juglares hambrientos de poder. Vendemos boletos al teatro de Artaud y por la compra de cada boleto obsequiamos, una oración suicida de Genet y una pastilla de cianuro. Bienvenido el macabro espectáculo mediático donde todos somos participes sofocándonos en absurdos de monarcas de tierras infructuosas. escondamos elefantes tras el vomito de una modelito anorexica. Levantemos amigos de la míseria nuestra copa de hastió y estupidez y brindemos por los reverendos próceres de nuestro empobrecido y utópico intelecto. (ahora estornudar es ilegal)

martes, 28 de abril de 2009

TEORÏAS



Todo está conectado, enchufado, fragmentado, unido por el lazo de una Ariadna invisible. Ideas fútiles gravitan en la materia oscura y creadora. Todo es nada,v la nada es un efímeros, Energía contenida, expectante, el universo colectivo es el vacío y es olvido, el olvido de la nada se expande por el Gap del segundero. El efecto yoyo. Big bang implosivo. Los polos opuestos son espejo paralelo de su contrario y así hasta la multiplicación X. El Brutal poderío de la nada. Luz y tiempo solo son alegorías semánticas, memoria dilapidada de un universo extinto.

POSIBLE CARTA DE DAVID HILBERT


Gödel tenía razón: “Ningún sistema consistente se puede usar para demostrarse a sí mismo”.
Emergemos de una telaraña invisible, de esa materia volátil que se expande y contrae. Cada suceso aislado nos compete, nos afecta sin que nos percatemos de ello. La muerte de un musulmán, el nacimiento de un nuevo buda. Cada victima de un asesino en serie está inscrita en nuestros actos, el digitar de estas letras me hace partícipe, actor intelectual de cada acontecimiento pasado, presente y atemporal. Este texto lo escribió Pirrón mucho antes que yo y lo escribira un niño subnormal cien años despues de mi partida, yo solo soy la muestra de este extraño suceso.

Soy axiomatista, detractor y amante de la verdad absoluta, en el error esta le premisa acertada de la duda, la acción es solo una inacabada o constante falacia, el movimiento Bergsoniano, la dinámica irreconocible de los acaecimientos, el reloj de arena contiene toda la arena del infinito y no se mueve. Mis axiomas solo pueden traducirse en un lenguaje cifrado de absurdos, en ojos inversos a los ojos que miran.
mañana abra un eclipse lunar y Biret está a punto de esclarecer los misterios metalingüísticos de la luna, pero ese acto fue traducido y hechado al fuego por Galileo. Ahora Biret será tomado por lunático. Pero el hilo conductor de la maraña de la teoría caótica es eminente. La respuesta es contraproducente, se bifurca en la pregunta eterna. Cuando sepas esto, yo, D. Hilbert estaré muerto para el sitio inexistente de tu tiempo anacrónico.

img035



No poesía no algarabía
Los niños que juegan en el parque de jiña
Y la dulce margarita muere en posición supina
Gato rosado de mueca afable
Puta que tejes S ligero ondeante
Voz de perchero, de niño macrocéfalo
El carrito de helados
Hamelin hechicero,
Boca de carbonera,
Hito de boca seca
Beso golondrina de
Niña de algodón,
Pistachos y chocolate
Dejo de menta en 3 pasos

Egolalelobeuysyoyopluscero


Madre dice pedante
Yo asumo idiota, burro
Bah! intelectual cero
Sintaxis + floritura + mie2
Directo al punto
Concreto ¿pero el laberinto?
Madre dice idiota
Yo le creo
El espejo no miente
Irremediable uno
Madre no sabe lo cierto
Yo presumo
Ser cero infinito
Física 0 química 0 semántica 0
Oratoria desbocada
Caballo libre que corre
Madre dice calla
Yo grito ¡BASTA!

lunes, 27 de abril de 2009

Hey! (lenta odisea)




















Embriágame de arrullos, de caricias que quiero mías,
Devuélveme el vaho de la cacofonía, quiero hundirme en tu carne
Hecha para ser perpetuada, para llegar al infinito de la nada.
No más ridículos artificios, ni literatura aritmética,
Quiero circundarte por la cintura y llegar a tu cuello perpendicular de garza
Y drenar tus suspiros con un ataque implosivo…
Soy el instrumento de tu fantasía obtusa,
La arcilla que se resquebraja en las canteras,
Soy aquel que duerme en el rincón
de tus banalidades, esperando el instante
Para hacernos mutuamente presas y obituarios.

miércoles, 22 de abril de 2009

Canto IV



Bella efigie celeste que cubres mis sueños
con tu tibio manto,
soy un peregrino de tu dulce ocaso,
estrella distante, oscuridad infinita.

Ya los niños duermen en el valle santo,
los amantes juegan el ritual de antaño y yo
solitario aúllo tu nombre en vano.

Donde estas sueño mío, dama de la noche
eterna, acude al clamor baldío de este corazón
henchido de dolor, angustia y desatino,
harto estoy de esta vida ruin y suicida,
sin esperanza alguna, solitario en la cuna
de la mezquina aurora.

Redime la lumbre que anida en mi pecho
apártala del sinuoso yugo mortal y humano,
yo que ansio contemplar la lustre flor hierática
que fulgura en el alto y misterioso pico,
esa flor azul que conquista el alma
del ebrio y rubicundo poeta.

Noche soñadora, noche mágica de embrujos,
no me dejes trepidando de locura y frío
bajo esta luna agonizante y
confesora mía…

Retira pronto mis ropajes necios de efimeridad
y condúceme con prisa al profundo seno
de tu arcano y perenne cosmos del vacio.

Embriágame de nada, sáciame con tu amor caliginoso y puro.
Evita que mis ojos tristes vuelvan a divisar el alba.

martes, 21 de abril de 2009

ANTE LA ACCIÓN ABSURDA DE ESCRIBIR



Vuelvo a sentarme frente a ti, vieja máquina de escribir, donde mi abuelo escribió sus cartas de empleo, sus formulaciones y recibos. Ahora yo sin ningún pasado reciente, sin ninguna herencia literaria de mis ancestros catalanes, pretendo tontamente llevar a cabo esta novela utópica que quizás muera antes que yo. El primer capítulo sigue confuso, en la niebla de mi estúpida imaginación, nimias son mis armas del lenguaje narrativo, no tengo la chispa, ni el talento para la ironía y el humor, soy enmarañadamente parco, me excedo en florituras, en rimas melosas para enfundar mi falta de genio. Me lio a una poesía pueril y desgastada, para seducir a los lectores tarumbas, invisibles. Estoy echado a la ruina desde la primera hoja. Toole le sedería el puesto en el auto a mi prosa.  Miller con su obsceno trazo se aburriría de tanta estupidez conjurada en unas hojas… he de quedarme viendo horas y horas, con mi troilismo acelerado, este trozo de papel que acuñas a tu cuerpo, vieja maquinita, ojala tuviera talento de boticario, prestamista o contador, y quizás así, te daría un uso más útil.












lunes, 20 de abril de 2009

FLATOFONIA PARA LETRAS DE ASCO



Parado contemplando la inhumanidad en cada ente pensante que gravita sobre un ego flatulento y corrosivo. Las nubes son grises y los automóviles viajan rápido bajo la lluvia de la envidia y la calamidad. Direcciones de calles que no conducen a ningún paraíso. Hirviendo en la caldera de la ignominia, cocinando nuestra inocencia para servirla a los arrogantes monarcas que solo engullen el ahora para defecar nuestro futuro ominoso… run run run, corre lejos conejo astuto, no mires atrás o quedaras hecho ceniza o piedra, tapa tus orejas con cera y no escuches los lamentos de los infantes, sigue a los ebrios, el camino de los que el vulgo necio llama locos, canta con ellos, salta lejos y vive añorando el exterminio de esa raza insolente, jactanciosa y estúpida.

domingo, 19 de abril de 2009

VERDE MICROFONO ABURRIDO


El señor moondog sabe tocar la trimba, yo se holgazanear como pocos…
Todo es cuestión de gustos o de situaciones de momento. Ahora ando interpretando sínicamente el papel de artista (vergüenza infinita) me siento más a gusto diciendo que estoy escribiendo una novela (aunque no sea más que un manojo de mentiras). Siempre disfrazándome de idiota para que me dejen en paz un par de minutos, sin necesidad de preocuparme por pasta… hablo horas por teléfono con personas anónimas, que hablan de relaciones frustradas, de anhelos innobles, de buenos vinos, de melodías afrocubanas, de… palomitas de maíz para ver el nuevo film de Jiří Menzel donde vuelve a valerse de la obra de Hrabal… linda cinta, pero ¿Quién superara al original? Estoy entre leer un poco de los himnos de la noche o algún relato corto de Papini o de Chesterton en este corredor de lucidez absurda que se extiende hasta un amanecer que parece alejarse todas las noches verdes.
La luna de Kerouac nuevamente en jazz, un desquicio de los residentes, la descarga de Art Blakey y de nuevo me siento como un libertino castrado sin quien copular en la inmateria.

Abrazo de abril


Abro la ventana para escuchar como fluye el agua apaciblemente en las rocas del riachuelo, la suavidad del aire me desvela, sueño con una quimera de rostro variable, algunas veces es rosa, otras llanto y en la noche postrera un hermoso Galamathos de cabello blanco… dejo cerrar los ojos para escuchar a las ninfas del bosque cantando alegremente el nombre antiguo del ocio. Yo estiro mis largos pies de fauno y silbo aliviado su pegajosa tonada… nada interrumpe este bucólico ensueño… suena el teléfono, es alguien que no importa. Despierto.

viernes, 17 de abril de 2009

LALALALA


No trates de entender mi juego porque te perderás en el camino.
Quietud, hastío, soledad son palabras que vomitan la partida…
No muevo las fichas de manera rigurosa, mi pulso indeciso dispara a ningún lado.
El ganador siempre es la muerte, pero el juego queda en stand by…
Corta la rosa de pudin, deja crecer al gusano de la manzana,
Las zangas del ocaso son la maraña, la guía de un perfecto
Absurdo….

miércoles, 15 de abril de 2009

CLASE PARA UNA VIDA DE CONSUMO


Vuelva a su pupitre y olvídese del mundo que esta allá afuera. Usted no es más que un instrumento para la gran maquinaria Yankee. No opine, no discuta, déjese de necedades y haga como los demás. Aprenda ciegamente el manual, cumpla las reglas y todo estará bien, podrá llegar a su casa luciendo una medalla por su adiestra estupidez. Nosotros nos encargamos de brindarle una educación mediocre, aquí jamás oirá el nombre de Pirrón... haga el favor de entregarme ese librillo de poemas ultrajantes que guarda bajo su brazo. No lea a Unamuno, ni a ese loco de Bartrina, lea libros de merchandising y de autosuperación, a ese señor Chopra o Coelho. Piense en cómo ganar dinero sin importar a cuantos tenga que mandar a la mierda para conseguirlo. Su meta es un automóvil deportivo último modelo… ya lo sabe bien joven, vuelva a su pupitre y deje de soñar que aquí no vinimos para eso.

lunes, 13 de abril de 2009

AAAFFF nnnoonn



Duele la lucidez encefálica por tanto insomnio,
El tiempo no perdura lo suficiente, segundo a segundo
Más muerto que vivo. Convulsión y amargura, atroz amanecer,
Noche tortuosa, calma lejana, oración de madrugada perpetua…

domingo, 12 de abril de 2009

ROXANNE


Por ti me enciendo, manjar prohibido.
Tu dulce carita infantil, tus ojos azules, profundos de mar…
Tú con él y yo con mi deseo..
Nos miramos cuando nadie nos mira, nos buscamos cuando…
Boquita fresca de manantial, yo ermitaño loco
Que busca paz en un cuerpo ajeno, juvenil y utópico…
No rezo al ven sino al ahora…
Sirenita de tequilas y cervezas,
De parques y lluvia espontanea…
Me duermo hoy con tu beso en la sombra de un suelo sin quimeras.

jueves, 9 de abril de 2009

BODHISATTVAS DEL VACIO


(En honor o calumnia a "Los Vagabundos del dharma")

En el vacio de Hozomeen esta Jack contemplando espejismos del Dharma, el samsara de la vacuidad, y en el cielo azul de Paris o New York, estará danzando ebrio de lujuria Henry Miller, tratando de ligarse algún angelito descarriado por las calles de la gran metrópolis, exhibiendo su picha en las nubes migratorias de otoño...La pregunta queda abierta para ellos y otros tantos, todos deudores de Whitman...
Creo que soy un catalán proscrito que le convendría cultivarse más en lengua inglesa, leer a Melville, repasar las necedades de Toole, increpar a Mark Twain, discernir del erotismo de la obra de Lawrence (de cualquiera de los dos: David o Durell), amar secretamente a Virginia Woolf, alucinar con Bukowski o Burroughs, aprehender de memoria el inglés de cada uno de los dramas y las comedias de Shakespeare (¡Oh vanidad baldía!)... pero aun me falta indagar en la obra traducida de los novelistas checos, de Hrabal soy moroso de su tormentoso silencio de papel, solo puedo decir que me quedaron calados en el alma, ese soñador de Dite y el heroico Milos, ante Hasek debo decir vergonzosamente que no conozco aun las aventuras de su valeroso y buen soldado Švejk, solo he atisbado una breve y muy complicada historia... volveré a Joyce nuevamente, tomare de los estribos ingenua y torpemente la carrosa que le brindó Néstor al nieto de Laertes y presumiré leer el Finnegans o el Ulises (Sé que mi derrota esta anunciada por el oráculo de Delfos) releeré a Borges para enmarañarme en mi lengua castiza y tal vez me ilumine y descubra que Jack tenía razón, qué es muy nimio lo que abarcamos del vacío, que los Haikus son escamoteos irrisorios de nuestras propias ficciones, que las letras no son más que alegorías de viento y eco, que las palabra son efimeridad, que el lenguaje es un sueño robado de un dios invisible, que la nada no es la nada que creemos... pero de salto en salto, de pico en pico, reflejándome en jardines y lagos del Asfódelos (sin más brújula que mi empecinado norte en un mándala ingenuamente Cortazariano) llegaré a figurarme que estoy más próximo al Zero que al origen mitológico de un lenguaje Acadio o Sumer.

Melodía para cuatro elementos


Estoy enteramente agradecido con la joven Isabel Lucca, sobrina del hace poco difunto Señor Dintielli. gracias a ella puedo ofreceros estas cuatro piezas que Ludovico Pontier llamo "Melodias para cuatro elementos". luego de varias decadas de haber permanecido en las sombras, salen al fin a la luz mortecina de esta pagina... sin mas preambulo dejo aqui, las melodias y una imagen que según creo fue realizada por el místico Monner para hacerle homenaje a la obra Pontieriana.

(Permítanme que les de un consejo para escuchar estas cuatro piezas de Pontier, primero escuchen una por una de las piezas, contemplen su visión de cada elemento y luego asimilen y sincronicen las cuatro melodías y las accionan a la vez, allí quizás comprenderán un poco más la visión concreta de los cuatro elementos como una creación unitaria)







miércoles, 8 de abril de 2009

INÚTIL



Producir es dejar de ser y hacerse parte del resto, maquinita idiota. ser inútiles nos hace individuos, seres ociosamente libres...

Mientras otros giran la tuerca vos dormitas plácido en la hierba, sin que nada te perturbe, siendo uno con la nada, con el vacio amoroso del vacio, tienes tiempo para reirte de las cosas, tienes tiempo para olvidar al tiempo, para borrar tu nombre y mitigar la espera... contemplas despreocupado cómo los otros corren afanosos por llegar al ocaso de sus vidas sin mas triunfos que sus propias y vacuas acciones pretéritas, y mientras tú canturreas con somnoliente acento el letárgico poema de Sabines:

¿Qué putas puedo hacer...?

¿Qué putas puedo hacer con mi rodilla,
Con mi pierna tan larga y tan flaca,
con mis brazos, con mi lengua,
con mis flacos ojos?
¿Que puedo hacer en este remolino
de imbéciles de buena voluntad?
¿Que puedo con inteligentes podridos
y con dulces niñas que no quieren hombre sino poesía?
¿Que puedo entre los poetas uniformados
por la academia o por el comunismo?
¿Que, entre vendedores o políticos
o pastores de almas?
¿Que putas puedo hacer, Tarumba,
si no soy santo, ni héroe, ni bandido,
ni adorador del arte,
ni boticario,
ni rebelde?
¿Qué puedo hacer si puedo hacerlo todo
y no tengo ganas sino de mirar y mirar?

UNA NOCHE ABURRIDA




-…y ¿en verdad que somos aburridos?- pregunto Francisco con inquietante afán a su colega. La noche era grata, típica de esos lugares del trópico, donde la brisa es suave y aun en la ciudad se puede respirar un poco de aire. Antonio solo miraba a las nenitas que pasaban de vez en cuando por su lado. Se afinaba las gafas como si quisiera ver mas allá de lo permitido. –Es difícil concentrarse para hablar de estos temas del aburrimiento, querido amigo, viendo ese bello ir y venir de tan hermosas sirenas nocturnas- Antonio termino su chascarrillo y tomo con agilidad la botella de vino que descansaba en el borde de un pequeño murito. Saboreo con gusto y con desenfado añadió _... pues si mi querido Francisco que si hemos de ser un par de tipos aburridos para algunos, no quiera Dionisio que seamos del todo odiosos para las bellas señoritas…- hizo una mueca ridícula, dio un leve giro panorámico con la cabeza y continuo –No somos moneditas de oro para agradarle a todo el mundo. En este tiempo no es muy frecuente ver a un par de tipos como nosotros, que se presumen entendidos de uno que otro tema. No ha todos les gusta hablar de la humanidad. A la gente le gusta vivir el momento y no le gusta que le estén sermoneando…- mientras Antonio decía esto Francisco fruncía el seño como disgregando de lo dicho -¿pero es que acaso somos un par de seminaristas, eh? Nosotros que nos pavoneamos de nuestro escepticismo intelectual, de ser unos tipos mezquinos al dios de las iglesias. Disculpa si me exalto, la verdad, es que me encoleriza que por lo menos a mi se me tome como un tipo culto, eh, sabes bien querido amigo que yo soy mas afín a la inestabilidad de la pólvora que ha la castidad de las monjas. Al decir esto Francisco se hecho a reír junto con Antonio. Luego permanecieron en silencio. Una figura celestial anulo por completo sus antiguos pensamientos. Si fueran un par de santurrones se abrían dado la bendición al contemplar el sensual contoneo de caderas de la pollita que se les venia encima. El instante sucedió sin más misterio, la bella mujercita, cruzo por el lado sin escrutar en la mirada de sus dos nuevos fieles. De repente Antonio interrumpió: - Hermano con una mujer así me caso y hasta le doy hijos- y se hecho a reír como un loco. Era claro que en su mente el matrimonio y la descendencia no eran mas que un descabellado absurdo. Le encantaba ese juego paradójico de palabras, se la pasaba todo el tiempo argumentando que jamás traería ningún crío a este desdichado orbe, pues argumentaba que su sangre esta virada, que su estirpe era ponzoñosa, suficiente había que lidiar el mundo con su tediosa existencia. Francisco solo suspiro y tomo un poco de vino de la botella –somos un par de farsantes- exclamó con cierto tono burlón. Antonio asintió con la cabeza. – no hacemos si no cuestionarnos por cosas que a pocos hombres le competen, ¿Quién a caso nos dio derecho de jactarnos de una infecunda sabiduría? No somos mas que unos viles ególatra querido amigo, en nuestras palabras solo escucho ya un suplicante rezo de inmortalidad. Queremos ser recordados, somos unos cobardes, creemos que con toda nuestra palabrería escaparemos de la muerte. Igual de olvidado termina el santo que el mendigo. No somos mas que unos tristes esperanzados, unos peregrinos de una absurda gloria que jamás llegara. Nos escudamos en eso que vos llamas humanismo, pues así nos eludimos de tantas responsabilidades para con nuestros contemporáneos pero la verdad, ambos sabemos que nos encanta la vanidad… - Antonio sonríe e interrumpe el coloquio de su amigo con esta frase –Oh, vanidad de vanidades, vanidad mi pecado favorito- ambos rompen en risas y hacen un brindis por su absurda charla y por la bella fémina que aun su libido recuerda con locura. La noche pasa con calma por sus cabezas, otro par de doncellas cruzaran por su camino mientras este par de tipos aburridos paladearan otro buen rato de tantas cosas sin importancia.

EDIFICACIÓN AL PROGRESO


Pueden decir que no es hermosa
Que su entereza jamás se igualara a la gran obra,
Pueden juzgarla porque esta desnuda
Entre vigas de metal, hormigón y cemento
Pueden decirme acaso que no es femenina
Que su vigor no semeja al eterno masculino;
Pero más allá de esas miradas pobres
Se erige luminosa la mística del progreso.

Algo de sacro lleva su forma,
Algo tan sacro que solo conlleva al hombre
Es un Adán y una Eva hermafroditas,
Una serpiente infinita en un fruto ponzoñoso,
Es el pecado que nos hace pensar en un falso creador
Es el edificio de todo ideal humano
Es la entelequia de todo soñador desquiciado
Es la bandera de la eternidad de runa,
El culto noble a lo que siempre se transforma.

Veo en ella civilizaciones futuras orantes
Como ante un dios o Cristo siempre doliente,
Veo la risa de los niños del mañana
En la sombra colosal de su estructura,
Veo como coquetea su altura con un Ícaro
Lejos de hilos terrenales y engañosos,
En la cúspide del Olimpo de los hombres
Lejos del pasado, unida a todas las eras
Vital y amenazante como un sol o un trueno.

(Soberana e inmarcesible prevalece mustia,
La edificación al gran avance de un orbe torpe
Que henchido esta de un inalcanzable anhelo

martes, 7 de abril de 2009

NINKASI


así es Joe, pero necesito invocar de madrugada a la maravillosa jovencita que puso mis letras orgiásticas en ebullición .... ella no es Molly, pero sus nalguitas tan lindas y hasta verla hablando de futbol se le ve tan sensual... me preguntó por Wilde y yo fanfarroneé, le mencione a Ruskin, Proust y Gide, puras pavadas... solo pensaba en... Oye Joe, ¿qué diría Miller con una hembrita de veinte años como esa? es un buen ligue ¿no lo crees?... me habló de tantas cosas pero yo le mire los ojitos con morbo, soñe que magrabamos sobre garabatos initeligibles compuestos de sudor y arena... Sabes Joe que entre el sexo y la literatura siempre gana un coñito alegre,núbil y sabiondo...

Hablemos obsenidades pequeña almeja erudita, envía a ese noviecito de turno a dormir un rato, hablemos de Sade o del mono que sube en la garza o del Yabyum zen, seamos libres inventémonos un lenguaje de orgasmos mudos...

El idiota presumido que leyó el Ulises y creyó entenderlo se puede ir a la mierda con su erudición, yo jamás lo he leído pero lo he soñado de tantas formas que podría ser mas mío, en mi fantasía que de los unicornios que fornican creyendo que hacen el amor... no es Molly lo se pero tampoco soy Leopold.

lunes, 6 de abril de 2009

Círculo del silencio



-Según la Cábala, desde el momento en que un ser es concebido, lleva en el seno de su madre un signo luminoso que se extingue al nacer...

- La muerte es un estado de perfección, el único al alcance del mortal

(Emil Cioran, Desgarradura)


Los gritos de los muertos nos aturden en la madrugada postrera, la niebla roja del delito nos deja ciegos, expectantes y mudos. El ridículo Yahoo intenta presumir que es más sabio que los venerados Houyhnhnm, la barbarie está en su sangre, vive para eso, el deleite en la masacre, la excusa de un dios cruel que lo ve todo para contener su afán destructor. Negar la necesidad de muerte y violencia es negar nuestra natura. Villanos, héroes, espectadores, rezanderos, jueces, voyeurs, todos cantamos orgullosos una danza Macabra, una danza muda donde son los cadáveres del olvido quienes entonan en primera fila... no existen inocentes en el género humano pero nadie es culpable de serlo, sensatos suicidas escapan victorioso al círculo infernal de una estirpe maldita. Hosanna para ellos y un réquiem triste para los vivos.



¿Quien nos puede juzgar en este vórtice infernal? somos ángeles del vacio, augurios de un nefasto perenne. Resignados a la sentencia oriental: "no ver, no hablar, no oir"; Aguardando postrados en el silencio de un círculo de fuego el colapso implacable del tiempo.



domingo, 5 de abril de 2009

ORACIÓN





Diosa del bacanal custodia mi aparato motor con tu fuerza cósmica, sacudeme con tus holocaustos volcánicos, devorame en la aurora seca de resacas y de crisantemos, el alba gloriosa canta tus embestidas, el alcohol puede llevarnos lejos de tanta mierda, de tanta gente de mierda, de realidades absurdas donde el hombre primitivo se niega a vivir, donde tu amor se hace esteril... no me nieges tu beso de absenta, ese beso verde como la hierba eterna de Whitman... besame ahora que desde ayer a media noche mi cuerpo y mi historia estan acabados por la llamada de ese mundo que tanto nos desprecia.

viernes, 3 de abril de 2009

PRETENCIONES ARTISTICAS…




Ser una prostituta del arte es tan simple
Como dejar que otro te joda lo que es tuyo
Como mear en un orinal prestado
Como exhibir tus viseras en una carnicería
Como una banana pelada, podrida, llena miasmas
Como quedarse quieto mientras que todo cambia
Como creyendo que haces algo con el arte
No cambias a nadie vendiendo tus miserias
No creas que a alguien realmente le importa
tu punto de vista
Los lloriqueos existenciales son pretextos inútiles
para evadir lo inevitable. Estas muerto desde el primer
día que lloraste al ver el mundo,
Estas tan muerto como Darwin,
tan sepultado como la religión sumeria
tan olvidado como cualquiera.
La vida no es arte ni el arte es vida.
Deja las mentiras para los ignotos y los crédulos
Deja de intentar ser recordado… deja de pretender que te importan los demás
Lo importante en este instante es una buena liga, déjate de rodeos
Y ve mas bien a buscar a las verdaderas artistas de la fornicación y la dicha.

EVAPORANDOSE EN ELLAS


Estamos jodidos Rubén, es evidente que muy pronto los pocos visillos de juventud que nos restan se irán a la mierda y aquellas dulces niñas si acaso nos escupirán el rostro por la lastima que les inspiremos. No hay salida, aunque tengamos nuestros penes elevados hacia ellas, todo esta perdido. Estamos a punto de ser objetos de museo, ya no entienden nuestra lengua y cada día se dilata más la distancia entre sus coños y nuestros babélicos deseos. El miedo y la pereza nos tienen cogidos de los cojones. Mi educación puritana de medio pelo no me permite galantear fanfarronamente con las hembras, tengo pudor, me sonrojo como una de ellas cuando intento o pienso hablar con las más jóvenes. Esos culitos casi virginales de durazno me vuelven loco, me dejan mudo. Prefiero esperar a que alguna muerda el anzuelo, que se trague toda esta basura del tipo intelectual, del artista incomprendido, del reto. Sabes bien que ese truquillo de pacotilla a veces me resulta a las mil maravillas, así me he llegado mejores faneas. No sé porque pero de un tiempo para acá tengo la manía de pensar que cada vez que abro la boca frente a una mujer lo único que recibiré será una cachetada o una sentencia de muerte. Siento que muchas de ellas me aborrecen como si yo fuera una especie de ídolo abominable, que hace que sus coñitos se encojan y se cierren... ¡Es una mierda! No puedo dejar de ser un tanto honesto con ellas, no puedo fingir que las encuentro excitantemente ingenuas, entre mas refinadas y estudiadas mas ingenuas encuentro sus pequeñas cabecitas. No entiendo porque se enojan, que diera yo por pensar de aquel modo tan Fantástico… hey no te rías de mi Rubén, no vengas ahora a dártelas de dandy conmigo, si vos también sos un fracasado como yo o acaso, no estas aquí conmigo en este bar, ahogando la honda pena que te dejo la ultima zorrita con la que te acostabas… ahora si me miras con los ojos entornados ¡No seas cabrón! si vos sabes que es verdad, me importa poco herirte y sacar relucir tu fracaso pues de cierta manera es el mío y el de todos los hombres... Ya, ya deja la cosa así y termínate esa copita y pedíte otra botella que ya siento el gaznate seco, pedila mientras desgargo la vejiga…

Vuelvo y miro al techo la bombillita del bar tintinea como un cocuyo, pasa la niña de mis sueños y vos Rubén ni la volteas a mirar pensando en esa golfa que te abandonó por un fulano mas joven que vos... Mirale esa carita de muñeca con esos labios rosaditos que te invitan a indagarle las amígdalas, y echale un vistazo a ese escote, unas teticas bien puestas, no como esas que la burguesía marginal impone por estos días, ningún rastro de silicona, son teticas de colección, dan ganas de morder para ver si no es un sueño, despertame Rubén si estoy soñando, pero ese es traserotas lindo que he visto metido en un par de jeans. Es cruel, sabe lo que tiene, mira como nos ignora... Somos moscas despreciables merodeando su jugosa tarta, ganas no le faltan de aplastarnos en la pared de un solo manotazo, mira como se va, como navega entre las mesas buscando al conquistador de su coño. Y allá esta, el gran vencedor, ¡el horror! el horror que no nos causa sorpresa , es un adefecio viejo fofo es principe de esta doncella, con la camisa ordinaria descubierta hasta mas abajo del pecho, reluciendo su rutilante cricifijo de oro, allá va la ambiciosa sirena a sumergirse con su rey midas mientras nosotros nos hundimos en jiña existencial tratando de descifrar el porque de su elección… ese beso me dio reflujo, esos labios carnosos y febriles manchados con ese hocico mal oliente de bestia del submundo. Como sabe fingir la condenada, apuesto otra botella que ya esta mojadita con solo fantasear revolcandose en el dinero de ese cerdo. ¿Será que con todo esa pasta podrá comprarse el consolador de cuatro velocidades que le haga olvidar el resto del mundo?

EL ALMA EXTRAVIADA DE UN BUSTO





En el patíbulo, aguarda tantas veces la gente por mísero el restante de las apuestas. Aunque las gradas se postren en quinterna. Ni siquiera el Agamenón del epíteto tiene cuña para el disputado puesto. Vienen caravanas de Babilonia, hasta de Osiris, la Nueva Alejandría y Gomorra, y ni los santos escarabajos son inmersos para escudriñar aquel desierto rojo. La novena maravilla del otro mundo, más íntima y veraz que los jardines colgantes y el panteón de los dioses supremos de la Atlántida. Cual ficciones en contravía, el escenario triunfa dantesco y coloidal. Innumerablemente infiniticuánticas son las sumas de los ceros seriales de las filas a la espera.
En macromante de epicude, se reciben las no bastas inscripciones. Larga espera por un número de más de quinientos dígitos, para avasallar tal vez insipiente la benevolencia de un Minos en el tribunal oval.

De mármol y marfil son las entradas a su cartiminsterio. Esculturas de dragones místicos y aves fénix, quimeras, que custodian los portones de la emblemática. Se presentan los presentes, en el silencio inmaculado de las consternaciones de Omega.
Las largas listas de peticiones son releídas con detalle pero inaceptadas por los diputados inframasónicos de la segunda legión de Parmenides. Prefieren tomar un receso en medio ayuno de varias ternas que proseguir con el errado intelecto.

Supuesto, luego, mutilaciones, cavilaciones, marginaciones son ejecutadas por eminentes jueces bizcos y algunos solo tuertos. El gran juez ciego, vive en las sombras de todos los hombres y Ángeles. La voz y el texto divino, los grandes genios, rinden cuentas turnándose el solo ojo. Semeja un corco de atrocidades, un carnaval de aberraciones aterradoras, el homúnculo de sangre y barro, volvería al polvo de ser testigo de tanta perversidad.

¿Donde están nuestros héroes? ¿Dónde esta Perseo? Ven a salvarnos. Trae contigo la cabeza de la bruja y hechízanos a todos sin importar las bajas. Saca de tu bolsa mágica, los ojos que devuelven al hombre a su originaria forma.

¡Mármol del arcángel más Hermoso! ¡Majestuoso escultor! Esculpe nuevamente, con tu poderoso cincel toda la estirpe del verdadero monarca.

Queridisimo doctor Fausto, tu que abogaste por el diablo taciturno, que tuviste el gusto de besar a la ficcionada Helena. Tú, juguete de los dioses, Salvador del poeta efimero, redentor del amor nefasto. Invoca a tu juventud eterna, úsala a favor de cualquier contradicción o veredicto.

El pueblo Sajón, expectante, de rodillas. Su joven príncipe ha sido envenenado. Es incierta la corona, el titulo de la gran casta. Sin rumbo.

Tras la canallada de las quinternas las pobres gentes atortoradas, cósalen del patíbulo sin un triunfante entre ellos y hasta en su mayoría con mas perdidas que las postreras al recinto ahora clausurado por fallas técnicas.

OBRA PUBLICA


Gestor de una nueva inquisición. Se levanta el mal educado artista de mierda frente al mundo emplasmado. Y se siente acreedor de proponer y tergiversar con engaños, con patrañas egocéntricas la realidad representada. Hace del ensueño una cochina obra pública.

Abel no era mas que un pintor de frescos en pleno siglo plástico. Le pagaban muy bien por su “gran oficio”. Era contratado por maleantes adinerados para pintar los interiores de sus mansiones. Casi siempre eran temas hedonistas o solamente representaciones bíblicas. Fácilmente Abel pudo ser un buen discípulo de Miguel ángel, tenía el conociendo bastante comedido de pigmentos y menjurjes. Era un maestro para la composición de idóneas siluetas con su volátil pincel. Tantas veces había pintado a la virgen cargando al niño que ontemplaba el mundo con despiadada tristeza. Era común ver serpientes en sus pinturas, era tal vez su toque personal y corrompido, pero eran serpientes triunfantes, que no perdían la lucha ante ningún pie divinal... El deseo siempre ocupaba un papel riguroso en sus pinturas. Pero ninguno de sus compradores notaba aquella peculiar intensión. Buenas fiesta ofrecía Abel luego de recibir la paga, era desmedido con los lujos momentáneos, amaba el alcohol, tanto como a las putas y los psicoactivos alucinogenos. Abel, no era un santo, por eso sentía tan profunda admiración por Caravagio, como ejemplo y vida... ese artista genial y perverso que ofrecio su cabeza a la iglesia... No muchos entendieron las razones, y la carta poco o nada explico:

Mundo infeliz que me diste talento equivocado,
Mas de canalla yo, que el burro que adora mis miserias.
Soy inconsistente y mundano. La necesidad es otra,
No hay pasión en mi trazo, afán, solo afán
Para poderme de nuevo escapar en agujero sordido y pecaminoso. Soy un bufón embustero, un cochino parca.
Ante la justicia del submundo calumnio a dios por la mala distribución,
Me atormenta siendo yo tan cínico, ya no aguanto esta parodia de semitonos y paletas terciarias... Me harte de mis ropajes
Y de escuchar las florituras de ajenos. Soy tan burro como ellos. Adiós a nadie, porque ni una obra que valga dejo. Adiós a mi, sombra de un pobre artista obsoleto.

LIBRO ANTIGONADO



Era el año 1710 si mal no lo explica la insapiensada marmoleta. Situado se aplicaba el otoño purposeo y molitudo. En las calles de Oslonia, se vacilaban cantares infames de comediantes platónicos. Las noches eran mágicas, cubiertas por misterios crónicos. Las muchalembras aguardaban su decolorado invierno. Los ramilletes de esa amancarada sensación, meritaban en las ocazas mudas y anácoretadas. Un albañil de pobre estía, claudicado por todos sus parentescos como: “Abel Pantronic”. Dislumbraba en su ebriotico camino una desdicha por un dineral consumado en los vicios. ¿Era tal vez desdicha? (me permito exonerar lo acontecido del contexto) era mas próximo el sosiego o pultullida alma vacía. Pero mas afirmo que Pantronic se arrastraba por el empedral en desfiladero hacia su infamia, con el rostro bajo de cucaracha y el mirar torcido de algún lagarto hambriento. En el cuadrante de en frente, de un barbucho le nombraron con voces de tumba borracha, una invocatoria fantasmal. Pero Pantronic padecía su vía crucis mezclando en él la sordera de sus propios pasos. Iba impróspero a su catacumba, con ilícito Renoir a medio tumbar. Silbaba en comparsa algunas vísperas de navidad de otro tiempo. (Quizás amparando letear).
Pocos vástagos le perseguían para hallar allí la culpa, pero interpolado y maltrocado fue a parar en frente de dos canallas de estirpe Polonia o de esas gitanillas crestas. Como en festín con un cerdo, laceraron su cuello albañil, y sonrieron los dos imputos al admirar el botín retomado, dejando inmutable al desparramado escolantre en el empedrado mientras la poca luz de una lamparilla callejera lo bendecía por última vez. Pis pulsados, torso en arquetipo, boca intimada y ojos terciados, concientes del pecado aun convaleciente. En su ultimo respiro, Pantronic que todo había sido un castigo del cielo y sin temor a las llamas con las que ya soñaba. Sonrió el misericorde. Parecido un cristo de antagonía. La botella del bálsamo renoirico se difundía en mil pintadazos por el empedrante junto con la sangre peregrina del que jamás terminaría esa jornada.

LA OMISIÓN


En una libreta empolvada y un preterito de fuego, yace un cuento omitido, una entelequia larga, su titulo algo permite entrever: Sueños del Holocausto. El recelo lo dejo allí, oculto entre el leteo y la afección del escriba, con temor de manchar más pétalos, de no ser digno de la herencia del padre. Un viaje de regreso forzado, un alma que parecía destruida pero que en realidad estaba perfeccionando su modo de vuelo. Un paseo por las nubes, la fiera hecha mujer, la música salvadora; de aquellas cosas habla aquel sueño, de dos lenguas distantes, de rizomas y de la coalición de parajes y cuerpos unidos por el deseo. El ilusorio, el joven Mills que se enfrenta a sus infinitas posibilidades. La esfera de cristal, la luna marmolada, la vida en flor, las espinas que deja el amargo y hermoso pasado. De Londres al Sur. Con la valija vacía, con el sollozo de un niño que no quiere cruzr el umbral, la pataleta de la supuesta derrota. Al final el alto vuelo que se erige sobre los pensamientos de un Icaro vagabundo.

CUENTO FANTASMA


Letras que se detienen en el tiempo, a la espera de un segundo que es inconcebible. Hechizos, diablos, baile de muertos. Cruzar la frontera de lo imaginable, un mundo oscuro de nuevos y desconocidos lenguajes. Desaparece el miedo, todos los temores. La gran duda resplandece con letras doradas en el cielo. Adioses y valijas, un tren en la parada, hay que dar prisa a los pasos, no se debe ser el ultimo en leer un cuento de la propia pálida figura. Corazón petrificado, entre espasmo y espasmo. El halito del ser que se desploma y de los huesos que se pulverizan. La niña dulce, juguetea en el patio, al lado de la fuente, el fiel can moteado la persigue y ladra. La madre a lo lejos no sospecha nada, un viento helado sacude la cabeza de la niña.

El espíritu que asecha, la rienda hacia el mas allá… tan cerca, tan pronto, tan pronto.

EN LA INTEMPERIE



Me dijo: mas recuerdos tengo yo solo que
Los que habrán tenido todos los hombres
Desde que el mundo es mundo.
(Funes el memorioso, J. L. Borges)


“En honor a Miguelángel Navas”

Habrán doblado las campanas en la pálida noche, impávida y muda. Los excesos, la bohemia, la culpa, la resaca del otro día. Menesteroso remordimiento, la dicha y la locura. El buen y escaso vino, la desbordante embriaguez, el verano intenso, violento y letal. El aire en borrascas que tumba y eleva el sueño del artista, ese anhelo de ser inmortal, lejos de todas las marmoletas del mundo. Un cigarro para opacar el infortunio de una raza, de un pueblo. Dinero, dinero, el mono baila por dos chelines y te roba el bolsillo con una pirueta. Azar de las constelaciones terráqueas, Galileo artífice de la duda. El mundo que gira y las vidas que perecen, la flor que se renueva, ¡Viva el canto dionisiaco! Amigos perdidos en el mismo sendero, la brújula averiada, la intemperie engañosa. La hechicera en los árboles que asecha y espera, sin prisa y tirana. -Duérmanse niños que raudo anidare en la bruma de sus almas.-
El cristo en el pecho, ¡oh blasfemia! Judas, Montecristo. Una forma, mil formas en el lienzo. Un color, el mismo color, mil colores. La informal, la musa desnuda, el tonto engaño. -¡Disciplina muchachos! ¡Disciplina! No coma mocos, pinte y no coma mocos que eso es muy feo- la guerra del hombre, la paz de los dioses. Ave que cruza, vaticinando el mal agüero. Alquimia que vuelve rojo al negro. Chillidos horrendos despiertan a Diana, musa, zorra, perra, bastarda. La camita distendida calida y húmeda, Diana cazadora, el animal muerto, tu presa al costado. Cucarachas, cucarachas, revolotean en nuestras patas, la baba amarga de tu sabia, maga, sal y veneno. Insomnio mezquino, no sucumbe el artista, la espada del mal, el escudo del asno, la corona del vicio. –ni ante dios, ni ante nadie me arrodillo, oh madre, ante ti solamente me postro con vergüenza, no soy digno de tu mirada y tu perdón, ¡madre, madre! Te he fallado como siempre. Córtame el cuello y pon mi calabaza en una bandeja humilde, lanza mi cuerpo a los cerdos y las viseras a las ratas.- instante precioso más que el olvido. La memoria que se graba por los actos más frágiles, el placer y la desgracia. El dolor en la panza, los ojos desorbitados, la puta y el sexo colorado. Syd ha muerto, rey soberano, 11 de julio y hoy trece de mayo.

ACERCAMIENTO ETÉREO A UNA EDIFICACIÓN



(FRAGMENTO EXTRAIDO DEL DISCURSO DE 1922 HECHO POR PIERRE LOUIS FONTAINE)

La miseria esta en el intestino no en plato que se pone sobre la mesa…
El ocio produce ulceras en el alma y llagas en la vida
El trabajo asesina el espíritu y destruye al hombre
La acción es improductiva, la reacción es una cadena infinita.
El hombre que se queda sentado esperando como su vida pasa
Le juzgan de loco, flojo o inútil, yo lo llamaría su opuesto,
Cuerdo, sensato, valioso…
…Aquel que construye en el mundo físico solo busca una fama efímera
Pero quien erige universos vibrantes en su mente puede ser más colosal
Que cualquier inmueble mortal…
Por eso mis edificios solo flotan en el aire y sus inquilinos son invisibles y eternos
No necesito mostrarte mis planos para que me creas… sería absurdo hacerte creer…
Quizás en tus sueños puedas entreverlos pero esos edificios serán los tuyos y nos los míos.

Acerca de Ludovico


Hace poco conocí un abrebocas de la obra de este "fenomeno", un talento anónimatado por la sociedad consumista, un peregrino como Moondog, un genio oscuro que llevó la musica a senderos que pocos pueden seguirle el rastro... su visión extraordinaria y para muchos escadalosa y desquiciada quizo comprender la música del olvido. sus terribles Malvattas, feroces e inescrupulosas se atollaron en mi mente desde el primer momento era sentir el peso de un piano de cola ametrallandote las sienes pero no todo era caustico, tambien en sus melodias se encuentran paisajes desoladores enmarcados por una sospechosa tranquilidad... tengo en mis manos el tratado que escribió en 1948 sobre la música Fantástica, en la medida que me sea posible lo reescribire para el desocupado lector como diría otro fulano genial...

EL CIELO DE LOS CIEGOS




Contemple aquella infinidad de estrellas. No sé porque, pero el solo verlas allí colgando en el azul profundo que se confunde con la ausencia de todo, me llenaba de una fascínate alegría. Una extraña paz invadió mi vida entera. Colmando mi infancia y mi muerte invisible y postrera. Fui entonces preso de un paradisiaco leteo. Donde olvide mi existencia vivida hasta ese momento. Hasta perdí el habla. Permanecí en una quietud casi sepulcral, mis labios mudos se inclinaban hacia las constelaciones más lejanas, rastreando en ellas esa magia celestial. La eternidad despuntaba en cada una de las estrellas, desde las más colosales hasta las más imperceptibles, parecían que gritaban como en coro: “Libérate del mundo y súrtete del interminable fulgor del universo”. Sentí como era impulsado por una fuerza superior a la mía, una fuerza que me arrastraba a los confines donde lo inmaterico toma forma. Me deje seducir y permití que mi ser volase libremente, sentí que mi única voluntad era perderme en esa sempiterna e inconmensurable brillantez. Toda mi esencia se hallaba plena, liviana, despojada de cualquier artificio que pudiera retenerme. Estaba dispuesto como nunca a iniciar aquel fascinante viaje. Mis alas eran luz o fuego, aun no tengo claridad de su composición. En el éxodo vi rostros y recuerdos que se formulaban en nebulosas de galaxias adyacentes. Un llanto liberador se albergo en mi huida. Aquellas ilusiones hablaban de libertad, de sosiego, de beatitud. Mis pies se alejaban del orbe terráqueo hasta el vasto horizonte desconocido. Distinguí que tras ese manto de oscuridad suprema se ocultaba para mí, la felicidad eterna. Me sentí, completamente uno, las fracciones eran utopías absurdas fabricadas por el hombre ignorante que nada sabe del cosmos. la unidad era la verdad, la irrefutable realidad. Cuando me hallaba en el más alto grado contemplación y sapiencia universal fui interrumpido por un cometa, que cegó mi vista. En ese instante apreció el miedo. Mi interior se lleno de Confucio, de duda y caos. Fue entonces cuando toda esa brillantez desapareció de mi vista y mis alas apagaron su vuelo. Ese cielo relampagueante de estrellas desapareció para mí y caí de nuevo a esta maldita celda, de la cual esto preso hace tanto tiempo. No sé si como maldición o parte de alguna tregua este recuerdo vive dentro de mí, y en mis sueños puedo ver esas tantas cosas, que la vida de presidiario me ha quitado.

LA FUENTE DEL OLVIDO



Una leyenda Hitita, cuanta que una vez hallábase un hombre joven, extraviado en el desaparecido desierto de Arzawa en las cercanías del mar negro. Algunos conjeturan que era un valiente guerrero proveniente de las regiones más enigmáticas de Nesa, otros han llegado a suponer que se trataba del soberano Hantil II, que regresaba mal herido de una batalla contra los temidos barbaros del Ponto. El hecho es que se hallaba bastante desorientado y consumido, llevaba días anhelando el regreso a su querido reino. Desfallecían sus fuerzas y el sol le atizaba con enfermiza demencia en el cráneo desnudo. Su cuerpo a punto de sucumbir cayó de rodillas apoyando sus manos sobre la arena. De repente vio que algo se movía de manera estrepitosa. Se limpió el sudor de la frente y de los ojos para ver que se zarandeaba frente a él.

Al echar una nueva mirada, en la arena vio salir de esta una hermosa salamandra azul. El hombre creyó entonces que esto era de buen augurio, que sus dioses le brindaban su ayuda y la siguió sin dudar. El cansancio en sus piernas había cesado, sentía que la magia de la salamandra le llenaba de nuevo de vitalidad y brío todo su cuerpo y así deambuló por infinitas horas detrás del místico animal, hasta que una insaciable sed apareció para devorarle de manera estrepitosa. Cada paso se hacía más tortuoso, comenzó a dudar si la salamandra en realidad traía un buen augurio. Volvió a caer de rodillas ciego por la sed que acaecía. Se desplomó de bruces en la arena, aniquilado por la terrible vehemencia de saciar su boca y su entrañas con cristalinas aguas. En medio del desvarió, el sueño se apiado de su fortuna y albergó en su pecho la codiciada salvación. Durmió plácidamente, tuvo visiones de su reino, de su esposa, de su joven hijo y de sus queridos compañeros de batalla, todos le estaban aguardando. Luego despertó sin percatarse del tiempo que llevaba allí tirado en la arena. Al elevar la mirada vio a su lado izquierdo la salamandra que lo miraba cual si fuera una estatua. Luego volvió la mirada hacia el otro sector y descubrió a pocos metros un claro manantial. Desesperadamente se arrastro hasta aquel oasis y bebió con afán para hartar su deseo. El animal que todo el tiempo estuvo a su lado profirió estas aladas palabras: “Saciada está pues tu avaricioso afán de olvido. Desde hoy no tienes nombre ni raza alguna. Tu esposa e hijo te han borrado de su recuerdo, así como tu noble ejército. Hoy es tu primer y último día entre los hombres.” Asustado de escuchar los encantados vocablos del reptil, dejó de beber la dulce agua del manantial. Aterrado vio su reflejo en el agua, no era el mismo rostro que su memoria recorvada el que se reflejaba en el agua, era otro hombre, un rostro anciano, con rasgos muy distintos a los de su antigua raza. Era el rostro de un desconocido que se miraba a sí mismo sin recordar quién era.

LA LLAMA




El juglar del reino de esqueletos presenta su acto en la eminencia de un amplio salón del palacio. Sostiene una vela en su calvo cráneo. Simula a la corona del cadavérico reír que ríe hasta más no poder viendo las charadas de su bufón favorito. La reina lo ignora, en su muerte jamás ha gustado de los payasos y en especial este le produce tanto asco y repulsión de si por ella fuera su yugo lo condenaría a estar con los vivos. La estancia está encerrada por efigies de níquel y hueso marmolado. Rostros de angustia y sufrimiento recubren las figuras. El juglar sonríe copiosamente, su bufonería es un tanto ridícula y su risa a leguas se nota que es postiza. Comienza su rutina haciendo malabares con su cráneo y su pierna izquierda sin que la vela se apague. Las piruetas se vuelven monótonas y aburridas, equilibra el coloquio que allí se gesta:

¿Dónde hallaran los vivos la luz? Solo en la muerte…
¿Dónde alcanzaran los muertos la paz? En las sombras sin duda…




Me calumnia los que no me han visto bailar sobre las tumbas de los de allá arriba. Se ríe de mi nariz rota y maquillaje descolorido. Yo me rio de los que duermen y sueñan. Yo me rio de la esperanza, de la rosa y el reflejo. Yo me rio de la lira, del circulo, la hélice y la turbina. Me rio de los mensajeros del tiempo. De las palomas mensajeras. De los moribundos y los cementerios. Rio del trigal y soy compinche de los cuervos en la cosecha. Le confío mi veneno entre los vivos a las putas, a los ladrones, asesinos y a los niños. Creo en la risa de las moscas, de las ratas y del vino. Ya no camino bajo el ciclo de la lluvia. He sucedido varias veces la escalera triangular que hizo construir en su palacio el repudiado Salomón para poderse ocultar de su oficio. Mi sabiduría la he sustraído del escudero fiel de un buen señor. He compuesto un par de rima con un viejo loco y ciego. Me senté en la mesa de un puñado de fariseos y conferimos asuntos profanos. Por eso esta mirada de Caín que siempre traigo y que incomoda a mi señora. Disculparan los difuntos pero son residuos de cordura que aún me quedan de mis malos hábitos. Halando de la cuerda que cuelga en mi desnutrido cuello esta el gigante de los cuentos de hadas, que yo prefiero por cariño llamarle: Semuaza. Sin más absurdas palabrerías y descabelladas entelequias ¡Ea! Querido y putrefacto espectador. Olvida esta torpe risa que antecede al Garrik y mirad atentamente como se con sume la cera en mi cráneo, semeja un oscuro y seco peluquín y la lucecilla tiene ínfulas de aureola. La insolente llama tiene el sueño de la eternidad. Podre tonta, ha olvidado que en el reino de los muertos la eternidad es el tormento y la dicha lo perecedero. Sueña con un imposible ajeno, tiene el sueño de los vivos. Si alguno aquí tuviera aliento le apagaría el sueño, pero…”

En un desatino el iluminado cráneo del bufón cae en el azar de una voltereta a los pies de la reina. El payaso ríe con delicadeza y dice: “¡oh reina mía! Si vuestra mueca pudiera apagar este insolente sueño que tengo en la cabeza, mi charlatanería acabaría”.

Por primera vez en toda una eternidad la reina sonrió por la angustiosa suplica del repelente bufón.

LA DIOMEDEA



¿A qué musa pudiéramos invocar para que nos cantara el desenlace del valeroso Tidida, luego de haber usurpado triunfante la amurallada ciudad de Ilión? Algunos suponen en ominosos versos que el hado del glorioso Diomedes tuvo grande similitud con el trágico acontecer del poderoso atrida Agamenón al regresar a su querida tierra y en el mejor de los casos se le compara con el epílogo del ingenioso Odiseo. ¿Podría suponerse otro final distante a estos? ¿Sería lícito acaso elevar sus proezas a las del colosal Heracles? ¿Podría ser enaltecido con provechosos cantos hasta la efigie de un dios? Cerrando los ojos un instante se vislumbra el porvenir de este héroe, y retornan a la mente las imágenes de sus peripecias y desventuras, escenas épicas dignas de ser contadas. En la batalla había amansado grandes adversarios, como el funesto Ares con el cual aun tenía cuantas por saldar. Más allá del agravio acometido al dios, este se hallaba ardido en celos, al descubrir el intrincado romance entre el valeroso héroe y la virginal diosa, la de la égida de Zeus. Quizás por ello en su historia se bifurcan tantos laberintos. Era insondable que el aguerrido Diomedes, en uno de los variados encuentros con Marte diera muerte a este y de su divino icor bebiera en tributo a su amada diosa y luego esta, la de ojos de Lechuza, arremetiéndose a la profana valentía de su mortal amante, encubriera el crimen, lanzando el cuerpo del dios a las profundidades del océano con ayuda de su tío, aquel que hace temblar la tierra. Para así, de este modo, procurar al hijo de Tideo la usurpación de un olímpico trono y entrambos construir la maraña para que Diomedes se despoje de sus mortales túnicas y lleve puesto consigo, la nefasta armadura de la deidad de la guerra.

Winnegans Fake (fragmento traducido)


"serán ellos los primeros amantes del mundo desde la raiz de tu cabello hasta los pies del vespertino dipsómano del mar y con esto los ojos naufragan por laberintos de medusinas danzantes en una cantinela marítima, estallan las olas al borde de las pupilas."