sábado, 28 de marzo de 2009

Un disparo al vacio



Un disparo al vacio cantaba Kerouac…
Ella creía en el amor y los príncipes azules,
Besaba las flores amarillas y soñaba con girasoles
Un día su cuerpo tendido en el prado lloraba
Mirando ese cielo que la traicionaba, las nubes negras
El rostro negro, mezquino y sonriente que la mancillaba
Con saliva de perro y esencia a tabaco y otras porquerías,
El príncipe no arribó nunca a salvar su pulcritud
Y olvidada en el prado vio el ocaso mudo mientras la sombra siniestra
Se alejaba ruin y triunfante…

No hay comentarios:

Publicar un comentario