lunes, 23 de marzo de 2009

ESCENA PARA UN FILM



Llueve y a través del cernidillo se escucha la voz ronca y profunda de Louis Armstrong interpretando con majestuoso encanto “Just one of those things”, el tipo (que fácilmente puede hacer mi papel) conduce un automóvil por una carretera oscura, no tiene claridad de su destino, ni hacia donde conduce. A su lado puede ir una bella joven como también puede ir un viejo amigo, todo depende de la intensión del film. Se entabla un dialogo sobre temas de poca trascendencia, pero por casual azar los labios del actor, susurran: los seres nocturnos son eternos ¿Ariadna en que luna te has dormido? ¿Dime donde puedo hallar el tesoro de tu cuerpo nacarado de arena?

No hay comentarios:

Publicar un comentario