lunes, 23 de marzo de 2009

129 diE ¿qUé sE atiSbA eNtre La sEnefA y la cOlgAduRa?


la analogía del sucederse estando extraviado de la concepción a la radiación electromagnética en un lapsus temporal, y a posteriori al continuo retorno de su percepción visual y el atisbo de los 400 o 700 nanómetros de longitud humana. La contra ventana que acciona, cae para cegar la luz de una habitación oscura con la contra postura de una vuelta de sol; un erguido adiestramiento en depresión propulsada hasta la cumbre para proyectarse a la luz que custodia la guarnición; con un abrir y cerrar de ojos o bien un abrir y cerrar de ventana y colgadura y viceversa. El parpadeo intermitente, como luces de faro, de un bajel que nunca llega. Un cruce ferroviario entre paisajes veraniegos y conductos subterráneos que atraviesan como flechas, riscos y montañas para explotar a una velocidad imperceptible de un “tilín tilín” a los faros oculares.

un personaje que se dibuja desde un impreso abordando el timón de un chispazo de siglo estandarte, arduo y combatiente, de directrices e purísimos ismos. ¡Mas respeto pa’ Don Tomas!, el tipo era un culto, era el dueño heredero de un buen arrume de minas por allá en San Antonio, pa’ que vengan ahora a tirarle un apodo de tan peyorativas proporciones: COSTUMBRISTA, mas bien será tu madre...



don Tomas salió del país y aprehendió de buenos binos y de la esplotacion laboral. Supo pues claramente el valor de los sentavos, si no podia berlos los tocaba con su palma asi como dictaba sus escritos pa’ que otro le escribiera. Que homerico nuestro atisbado supereroe de las letras colombianas, o acaso no ben que Juan Valdez tambien sabe leer y escrivir y hasta pinta disque cuadros el muy muy. No todo lo que es suiso es suizo es tambien de Taiguan. Ni por que don Tomas diga “Buste” quiere decir que el no ubiera conosido la diferencia entre “usted” y “buste”. ¿Haber buste como quiere que le digan a uste? Lo coloquial se lo dejamos a otros; aca se come arepa asta con cabiar y tambien asta se jactan de leer el espectador los domingos y se ojea el new york times por interne pa’ mostrarse la alcurnia en los medios civerneticos. Pero aqui se bende a diario el colombiano como un periodico o un diario. ¿Quien dijo que los diarios no son los espejos del aller mundial y colonial? ¿Son las ventanas acaso de un porbenir que nos sorprende como un asaltante a la lus del dia?

un cartel remansillao, que pretende trasender la imagen de los muertos entre la tinta litografica y los artiluquios dijitales (gadgets).

no devuelve la imagen, letras ni escupe manifiestos, solo alegorías decorativas, motivos que sugieren un carácter más o menos propagandístico, algo así como: Don Tomas está de nuevo entre nosotros, el muerto! O un angustioso grito de guerra ¡DON TOMAS VIVE! ¿Pero vive acaso un muerto en un cartel reproducido? Vive pues la imagen trasformada y mutada con otras insignias y unidades. Puros atributos visuales, instrumentos inútiles que confrontan a una lengua y un pueblo que poco o menos sabe de sus héroes literarios; allí donde recordar aquellos que forjaron el devenir con sus letras forma parte del pasado enmohecido que transforma la imagen en un supuesto (infrarrojo), una imagen no es más que un conjunto de históricas huellas creadoras, mas allá de lo previsto, la eventualidad toma parte del proceso creativo sustentándose en el principio de Heidegger “la cosa (imagen alegórica) como producto del azar por conveniencia del artista (fênetre: mD y mL); El objeto sugerido en este caso: nuestro Don Tomas, se compone del fantasma envuelto en velos, ambos traducidos a objeto no objetual, mas si circunstancial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario